La reafirmación de la propia identidad

lady bird

Lady bird
Greta Gerwig
2017

Lady Bird (su nombre real es Christine, pero solo responde por el sobrenombre) es una chica de 17 años que va a una escuela católica en Sacramento y de aquí a poco tiempo irá a la universidad. Lady Bird odia su ciudad porque nunca pasa nada, odia su escuela, se avergüenza de su familia de clase trabajadora y siempre se pelea con la madre.

Escrito por: Laura López

Un panorama que puede ser bastante normal en una adolescente, pero en esta película no importa tanto el qué sino el cómo. Cómo está explicada es la clave para que Lady Bird haya ganado dos Globos de Oro y haya sido nominada a cinco Oscar, cuatro BAFTA y dos Globos de Oro más.

 

Estamos ante la historia de una adolescente en 2002, cuando los Estados Unidos todavía no se han recuperado de los atentados del 11-S. Lady Bird, como buena adolescente, va en contra de todo: de su nombre real, de la madre, de la escuela y de la ciudad. Quiere cambiar de vida e ir a la Universidad de Nueva York, se pelea continuamente con la madre, a quien recrimina que no la aprecia, le atraen los chicos y tiene dos relaciones que no acaban bien, y tiene una mejor amiga de quien se aleja para hacer amistad con una chica de clase alta.

Lady Bird

La chica pájaro no puede tener un mejor sobrenombre, puesto que volar del nido y hacer lo que quiere es para ella lo más importante, pero también es una metáfora de cómo este vuelo se identifica con la investigación y la reafirmación de la propia identidad a través de las diferentes experiencias que la irán marcando. También es hacerse mayor y tomar responsabilidades, como le hace ver la madre constantemente.

 

La película muestra cómo la adolescencia es en muchos casos mirarse el ombligo y no ver la realidad de tu entorno. Lady Bird vive inmersa en sus experiencias y en su futuro y no ve la realidad compleja que tiene en casa, donde la madre no para de doblar turnos como enfermera en un psiquiátrico porque no llegan a final de mes y su padre, que está en paro, sufre depresión, hecho que condiciona la familia a no poder darle a Lady Bird la educación que ella quiere.

lady bird 2

Es una película que merece los premios que ha ganado porque las interpretaciones de Saoirse Ronan y Laurie Metcalf (Marion, la madre de Lady Bird) son inmejorables, pero también es importante ver la evolución de la protagonista y cómo se va formando su identidad a medida que va comprendiendo que conseguir los propios sueños no es siempre tan fácil y bonito como parece.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comparte con nosotros

Fundación Joia

logo fundacio joia

Datos contacto

Joia Magazine
c/ Bac de Roda, 149
08018 Barcelona
T. 93 834 49 40
Para cualquier duda o sugerimiento: comunicacio@fundaciojoia.org

Aviso Legal y Política de Privacidad

Síguenos en las redes sociales

Suscribirse novedades

FILTRO ANTI-SPAM suma 3+1
Nombre
Mail