Las consecuencias de las injustas expectativas

Matar al padre

Matar al padre
Mar Coll
2018
Movistar+

Jacobo Vidal (Gonzalo de Castro) es abogado y padre de familia en la Barcelona postolímpica. Es un hombre autoritario, muy racional y que intenta controlar de forma obsesiva todos los aspectos de su vida y de la vida de su hijo Tomás (Marcel Borràs) y su hija Valeria (Greta Fernández). Esta miniserie de Movistar+ narra la historia de la famlia a lo largo de dieciséis años a través de cuatro episodios de 50 minutos situados en los años 1996, 2004, 2008y 2012, en plena crisis económica.

Escrito por: Beatriz Castillo

Jacobo Vidal es el hilo conductor de la serie, pero a lo largo de los cuatro episodios Mar Coll nos va descubriendo cada personaje y cómo se ha creado el carácter de cada uno gracias al impacto que genera un padre que tiene como misión neutralizar cualquier imprevisto de sus vidas que cree que puede alterar el bienestar de la familia y la visión encorsetada que tiene del mundo.

 

Tomás, por ejemplo, cae en una depresión por la constante decepción que genera en su padre. De él hereda claramente el miedo, y encuentra en las terapias alternativas y los gurús espirituales la forma de matar el padre. Valeria, por su parte, encuentra en los kilómetros entre Barcelona y París la libertad, aunque también se convierte en una víctima de su padre, de quien hereda la agresividad. Los dos comparten el hecho de no poder complacer el padre por no cumplir sus injustas expectativas. La única que le recuerda a Jacobo los buenos momentos es su mujer, Isabel (Paulina García), que lo traslada a cuando su hijo y su hija eran pequeños y podía controlarlo todo.

MATAR AL PADRE 2

 

Todo ello parece un cóctel preparado para odiar el padre, pero acaba generando un sentimiento de pena por un hombre que no es capaz de adaptarse a las trabas de la vida por culpa de su rigidez y por la obsesión de sobreproteger sus hijos, todo según su criterio.

martar al padre 3

Coll no es la primera vez que disecciona las relaciones familiares; ya lo hizo con las películas Tres días con la familia y Todos queremos lo mejor para ella. Esta vez lo hace con una tragicomedia que expone el miedo a la muerte, la crisis económica y el fracaso como padre, entre otros.

 

Seguramente, la lección que se puede extraer de esta miniserie es que la vida no se puede planificar, que una de las mejores calidades que podemos tener como personas es la adaptación al cambio, y que querer controlarlo todo lo único que nos asegura es la frustración.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comparte con nosotros

Fundación Joia

logo fundacio joia

Datos contacto

Joia Magazine
c/ Bac de Roda, 149
08018 Barcelona
T. 93 834 49 40
Para cualquier duda o sugerimiento: comunicacio@fundaciojoia.org

Aviso Legal y Política de Privacidad

Síguenos en las redes sociales

Suscribirse novedades

FILTRO ANTI-SPAM suma 3+1
Nombre
Mail