Oportunidad perdida para normalizar el sufrimiento psicológico

ara portada

Mr. Robot
Sam Esmail
2015

Si nos dicen que esta serie trata sobre un hacker brillante obsesionado con la justicia y que con sus dotes puede poner a descubierto las acciones, no solo de grandes empresas con objetivos oscuros, sino también de personas anónimas que esconden secretos peligrosos, seguramente aplaudiremos su valentía y sentido de la justicia. Pero y si añadimos el hecho de que este hacker sufre ansiedad social y depresión clínica, ¿qué pasa?

Escritp por: Meritxell Vilanova

Hablamos de Elliott Alderson (Rami Malek), ingeniero de ciberseguridad informática de día y hacker/Robin Hood por la noche. Entregado a su trabajo, lucha por las causas que considera justas, lo vemos hacer caer a los malvados. Bien pronto Elliott se encontrará en una situación en la que podrá hacer justicia a gran escala, y recibirá la oferta de unirse a un grupo de hackers liderados por el misterioso Mr. Robot (Christian Slater). Hasta aquí, todo bien. Pero lo que en cualquier otro personaje de ficción podemos percibir como una heroicidad, en Mr. Robot lo podríamos llegar a percibir como una actitud obsesiva e insana.

A pesar de que vemos a Elliott pasar por terapia y analizar en semi profundidad sus preocupaciones, está muy perdido en sus propios pensamientos y paranoias y recurre demasiado fácilmente a las drogas, hecho que nos crea una imagen totalmente estigmatizada de una persona que tenga la misma problemática de salud mental. Punto positivo para mostrar la necesidad de asistir a terapia, pero desde el punto de vista de la salud mental, restémosle medio punto por no saberla aprovechar debidamente.

mrobot 1

Aunque vemos la relación de Elliott con personas próximas a él, como su amiga Angela, echamos de menos ver cómo busca ayuda en este círculo más íntimo para superar los malos momentos que se le presentan, en vez de cerrarse en sí mismo, volcarse en tomar sustancias tóxicas y así no recrearse en la paranoia que la serie muestra como recurrente.

mrobot 2

La serie, si bien cuenta con una trama interesante y un desarrollo que engancha, deja pasar muy de largo la oportunidad de hablar de las personas con sufrimiento psicológico de manera normalizada, sobre todo teniendo en cuenta que el personaje principal cuenta con unas capacidades notables. Cae una vez más en transmitir la imagen estigmatizada de las personas con trastornos de salud mental que se perpetúa a través de producciones audiovisuales como esta.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comparte con nosotros

Fundación Joia

logo fundacio joia

Datos contacto

Joia Magazine
c/ Bac de Roda, 149
08018 Barcelona
T. 93 834 49 40
Para cualquier duda o sugerimiento: comunicacio@fundaciojoia.org

Aviso Legal y Política de Privacidad

Síguenos en las redes sociales

Suscribirse novedades

FILTRO ANTI-SPAM suma 3+1
Nombre
Mail