Surrealismo que se pasa de largo

ara portada

Soy un cyborg
Park Chan-wook
2006

La película surcoreana Soy un cyborg muestra la vida de Young-Goon, una chica que cree que es una cyborg y es ingresada en un centro psiquiátrico. La protagonista actúa como una cyborg, por lo tanto, habla con aparatos eléctricos (y ellos con ella), intenta conectarse a ellos y no come, sino que lame pilas. La película nos muestra parte de la vida de Young-Goon antes de ser ingresada: su madre no mantiene una conversación con sentido y su abuela la crió hasta que le diagnosticaron esquizofrenia y la ingresaron.

Escrito por: Laura López

A Young-Goon la ingresan porque una luz del techo le dice que tiene que conectarse a la corriente, entonces ella se hace un corte, se mete unos cables y se electrocuta, pero las psiquiatras no saben qué le pasa. En el centro conoce a varias personas, cada una con un trastorno diferente, y hace amistad con uno de los pacientes, que se caracteriza porque roba los trastornos de las otras personas. Esta relación la hace mejorar más que los medicamentos y los electroshocks.

Cyborg2

Soy un cyborg tuvo críticas muy diversas en su estreno, tanto buenas como malas. Muchas han visto esta película como una crítica a la sociedad robotizada en la que vivimos, otras en busca de la propia identidad y del sentido de la vida, pero en general es una película muy surrealista y fantasiosa, y cuesta bastante no apagar la pantalla a los 15 minutos de haberla empezado.

Casi todas las escenas parecen sacadas de la mente de un niño, son demasiado grotescas y sin sentido. El director ha querido mostrar tan fielmente la mente de una persona con un trastorno de salud mental que se pasa de largo. Además, la representación de los diferentes trastornos de las pacientes es muy caricaturizada e irreal; todas se comportan como si estuvieran en pleno brote, pero añadiendo más dramatismo y exageración. El hecho de que la protagonista crea que es una cyborg y actúe como tal está bien planteado, pero no hace falta que todas las escenas estén llenas de acciones surrealistas.

Cyborg3

Quizás es una de las películas que más esfuerzos dedica a transmitir con imágenes cómo es tener un trastorno de salud mental, aunque se vuelva todo una caricatura, y solo por eso ya es recomendable si lo que buscamos es ver personajes en delirio constante. Pero si lo que buscamos es ver una buena película, entonces se queda muy corta.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comparte con nosotros

Fundación Joia

logo fundacio joia

Datos contacto

Joia Magazine
c/ Bac de Roda, 149
08018 Barcelona
T. 93 834 49 40
Para cualquier duda o sugerimiento: comunicacio@fundaciojoia.org

Aviso Legal y Política de Privacidad

Síguenos en las redes sociales

Suscribirse novedades

FILTRO ANTI-SPAM suma 3+1
Nombre
Mail