(Blog) Totum revolutum vol. 2 (más y mejor)

toleranceEstaba rebuscando entre mis neuronas algún tema del cual escribir. Y es que las musas no estaban mucho por la labor de echarme una mano, de hecho, todo lo contrario, por lo visto. Cuando me acercaba a las estribaciones del monte Olimpo, no encontré nada más que un paraje desértico y desordenado en el lugar donde se reunían.

Escrito por: Pedro Villena

Podía ver algún instrumento de música en el suelo, algunos papeles volando, unas copas derramadas sobre el prado, una zapatilla hawaiana del pie izquierdo, y ni sombra de la del derecho, y algunas cosas más, como si hubiese ocurrido una desbandada apresurada. Al poco descubrí una nota clavada en un árbol, donde explicaban que se habían tenido que marchar corriendo, porque una tía suya, la tía Petunia, que vive en Creta, se había puesto enferma, y tenían que ir a cuidarla. La verdad, nunca me habían hablado de ella, pero bueno, tampoco conocía a toda su familia, así que nada, volví a mi cuarto a buscar en los periódicos sobre lo qué escribir y a exprimir un poco más esas neuronas, esperando que la tía Petunia se mejorase.

 

En los periódicos hablaban del calor que hace estos días, típicos de un verano por estas latitudes, aunque con temperaturas más elevadas, debidas al calentamiento global y al cambio climático. Pensé en escribir sobre cómo las grandes industrias petroquímicas, automovilísticas y demás industrias pesadas, contaminan los cielos, las tierras circundantes a sus instalaciones, los ríos, mares y todo lo que se les ponga por delante.

 

De cómo se esquilman los mares, se arrasan los bosques, se destruyen los hábitats de los animales, causando prácticamente la extinción de numerosas especies animales y vegetales o cómo desde los gobiernos de la mayoría de países, nos piden a los ciudadanos de a pie que reciclemos, que no consumamos tantos productos envueltos en plástico, que cojamos los transportes públicos que contaminan menos, etc. Y de cómo nosotros lo hacemos, mientras que esas industrias que he citado anteriormente, siguen contaminando impunemente, con el beneplácito de muchos gobiernos mundiales.

 

También medité sobre escribir algo sobre la pandemia maldita que tenemos encima, de cómo suben los casos de contagios o de las grandes incongruencias mundiales sobre lo qué se puede hacer y lo que no, y lo que se hace realmente, como por ejemplo, decir a los ciudadanos que respeten las medidas de prevención ante el Covid-19, ya sabéis, eso de mascarilla, distancia, etc., mientras que desde los gobiernos se alienta la realización de una Eurocopa de futbol por toda Europa, masificando los estadios donde no se cumple ni una sola de esas medidas de prevención. O una Copa América de futbol, en un país donde su presidente reniega de las vacunas y hace caso omiso a las autoridades sanitarias, o celebrando vueltas ciclistas a países, u organizando conciertos también repletos hasta la bandera.

 

Y bueno, ahí estaba yo rebuscando temas entre las hojas de los periódicos, pero sin decidirme sobre ningún tema en concreto, con mis neuronas echando humo, y muy preocupado por la tía Petunia de las musas. Así que me fui otra vez al monte Olimpo para ver si encontraba alguna nota con los números de teléfono de ellas o de su tía. Pero justo en ese momento sonó el teléfono de la centralita del Olimpo, y como no había nadie más por allí, lo cogí yo. Resultó que era la tía Petunia, que necesitaba que alguien le enviase una zapatilla hawaiana del pie izquierdo a Bali, donde estaba de vacaciones con sus sobrinas, ya que se le había extraviado a Clío al hacer rápido las maletas. Le dije que pasaría el aviso a Hermes, para que se la llevase lo más pronto posible. Así que le envíe un correo a Hermes para decírselo, mientras yo me volvía a mi cuarto sin ningún tema sobre el que escribir, aunque aliviado porque la tía Petunia estaba bien.

Fundación Joia

logo fundacio joia

Datos contacto

Joia Magazine
c/ Bac de Roda, 149
08018 Barcelona
T. 93 834 49 40
Para cualquier duda o sugerimiento: comunicacio@fundaciojoia.org

Aviso Legal y Política de Privacidad

Síguenos en las redes sociales

Suscribirse novedades

FILTRO ANTI-SPAM suma 3+1
Nombre
Mail