“Se puede utilizar el humor para concienciar sobre la salud mental, pero no es la mejor herramienta”

berto

Entrevista a Berto Romero

 

Ya hace mucho tiempo desde que Berto Romero (Cardona, 1974) cantó «Tunéame, doctor» en uno de los programas de Andreu Buenafuente, donde lo pudimos disfrutar en su faceta de humorista y guionista. Desde entonces ha empezado una carrera que no para de crecer. Hablamos con él sobre salud mental mientras todavía está pasando la resaca de Ocho apellidos catalanes y se prepara para la que vendrá con su última película, El pregón. Cree que la mejor forma de contribuir a la sensibilización en salud mental es «hablando abiertamente», y así lo ha hecho.

 

Escrito por: Beatriz Castillo

 

La otra etiqueta: #adaptable

 

Hemos podido comprobar a lo largo de estos años que eres un hombre al cual no le gustan las etiquetas ni etiquetar a la gente, pero en la vida real todo el mundo pone etiquetas. ¿Por qué no te gustan?
Sólo sirven para limitar a las personas y para no tener que hacer el esfuerzo de valorarlas continuamente. Son un ejercicio de pereza empática.


Eres un humorista con experiencia. ¿Crees que hay una línea que puede marcar hasta dónde se puede hacer humor y que a la vez todas las personas estén contentas y no se ofendan?
Creo que no, porque cada persona la pondría en un punto diferente. Incluso la cambiaría de un día para otro, o de una hora a otra, en función de sus vivencias y sensibilidades. Nunca todo el mundo estará contento, porque la insatisfacción es precisamente la característica más definitoria de la raza humana.


¿Quién se ofende es siempre un problema de él o ella, o a veces realmente puede tener motivos para ofenderse con el humor que se hace?
Ofenderse es una elección personal, no una realidad objetiva y cuantificable. El humor es una herramienta para destensar, para sacar presión, para añadir perspectiva. Si te ofendes es porque necesitas desesperadamente hacer este ejercicio con tu percepción del mundo. El humor sólo se combate con más humor.

 

 

berto2

¿Se puede sensibilizar y concienciar sobre temas como la salud mental a través del humor, o es demasiado arriesgado?
Está claro que se puede utilizar el humor para sensibilizar sobre la salud mental. Pero pienso que el humor no es la mejor herramienta, porque ya hay otros ámbitos de la comunicación y la sociedad, como el periodismo o la política. Pero se puede hacer y se ha hecho.


¿Cómo sabes que, cuando se utiliza el humor para hacer broma a un colectivo que puede ser más vulnerable, la gente entiende que es sólo una broma y que no forma parte de la realidad?
No lo sé. Diría que la gente tiene que aprender a distinguir la realidad de la ficción, y el humor del que no lo es. Si alguien no lo sabe hacer, estaremos hablando de otro tema, otro problema, quizás más importante que no la naturaleza del humor. Yo pienso en hacer broma «con» un colectivo porque no se tiene que dejar fuera a nadie en la actividad humorística. Esto sería una forma de desprecio y discriminación.


¿Crees que se puede hacer humor si estás deprimido/da?
La depresión es un trastorno terrible que precisamente sumerge a las personas en un estado de tristeza tan oscura que las acostumbra a privar de tener una mirada humorística sobre la vida. Por suerte yo no lo he sufrido, pero he tenido casos muy cercanos a mi familia, y me da la impresión de que es un poco incompatible con el humor, puesto que te priva de él. Más bien pienso que el humor puede ser una buena herramienta de terapia para las personas con depresión, para ayudarlas en su tratamiento.

 

berto3

 

¿Es una buena herramienta para relativizar nuestras angustias, inquietudes y miedos o no funciona?
Absolutamente. Es un mecanismo mental que te obliga a ver la vida desde su óptica. Transforma tu cerebro. La ductilidad cerebral hace que tu mente se vaya construyendo y transformando a medida de lo que le pides. Y una vida orientada a percibir el mecanismo del humor en tu día a día te va transformando despacio en una máquina de percibir y crear humor. El humor ocupa un espacio en el alma incompatible con el miedo y la inquietud. Lucha con ellas para dominar todo el terreno.


Si te dijeran ahora que uno de tus compañeros de la película que has estrenado hace poco, El pregón, es una persona que sufre un trastorno de salud mental, ¿cuáles son las primeras cosas que te pasarían por la cabeza?
Pues supongo que me informaría sobre qué tipo de trastorno es, como le afecta en su relación con las otras personas, e intentaría ayudarlo en la medida de mis posibilidades, como haría con cualquier otro tipo de trastorno que no fuera mental, o ante cualquier eventualidad que afectara a un compañero.


¿Cuál crees que sería la mejor forma de que tú, que eres un personaje público, pudieras colaborar con la lucha contra el estigma que sufren las personas con trastornos de salud mental?
Francamente, no lo sé. Quizás hablando abiertamente sin miedo como estamos haciendo ahora. Quizás este es un primer paso. Se tiene que continuar haciendo pedagogía, explicando qué son los trastornos de salud mental y cómo se combaten, se tiene que hablar de ellos, de forma seria y desde el humor también, ¿por qué no?, y despacio entenderemos que existen, que nos pueden afectar a todos y a todas, y quizás los abordaremos con más naturalidad.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comparte con nosotros

Fundación Joia

logo fundacio joia

Datos contacto

Joia Magazine
c/ Bac de Roda, 149
08018 Barcelona
T. 93 834 49 40
Para cualquier duda o sugerimiento: comunicacio@fundaciojoia.org

Aviso Legal y Política de Privacidad

Síguenos en las redes sociales

Suscribirse novedades

FILTRO ANTI-SPAM suma 3+1
Nombre
Mail