“Nadie es culpable de ponerse enfermo, pero parece que si el problema viene de la cabeza cuesta más aceptarlo”

paupoch

Entrevista a Pau Poch

 

Pau Poch (El Masnou, 1993) es actor de teatro, cine y televisión, una carrera que inició de muy joven. Su álter ego en la serie Merlí de TV3, donde le podemos ver actualmente, es Iván, un adolescente que sufre agorafobia. Afirma que interpretar este papel le ha ayudado a sensibilizarse sobre los trastornos mentales. Su tarea de preparación para interpretar el personaje ha sido muy profunda a causa de la responsabilidad y respeto que sentía por el papel.

 

Escrito por: Meritxell Vilanova

 

La otra etiqueta: #apasionado

 

Iván, tu personaje en Merlí, sufre agorafobia. ¿Qué pensaste sobre tener que interpretar un personaje con un trastorno de salud mental?
Cuando me explicaron que Iván sufría agorafobia sentí una responsabilidad muy grande, ya que era una temática nunca trada en una serie de jóvenes en nuestro país y hay que tener presente que los temas que se tocan en televisión pueden tener una repercusión en la sociedad. Por lo tanto, desde el primer momento me lo tomé con mucho respeto y, sobretodo, con muchas ganas.

 

¿Cómo te preparaste el papel?
El primer paso fue tener largas conversaciones con el guionista de la serie y el siguiente, visitar un psiquiatra que me facilitó el acceso a un centro donde tratan trastornos de ansiedad. Allí pude hablar con psicólogos, escuchar mucho, conocer pacientes y hasta asistir a terapias de grupo. Además, vi películas y series donde se había tratado el tema, así como documentales. Y al final tuve una reunión con el guionista en la que añadimos frases y situaciones reales que yo había encontrado durante la búsqueda.

 

Después de tu tarea de investigación y concienciación, ¿cómo explicarías a la gente qué es sufrir agorafobia?
La agorafobia, según la entendimos para el personaje de Iván, para mí se define como un bloqueo causado por el miedo. Como un estado muy fuerte de angustia causado por el miedo a sufrir situaciones terribles en público, como un ataque de ansiedad. Puede ser causada por situaciones muy diferentes y se puede sufrir a cualquier edad. Cualquier persona puede llegar a esta situación de bloqueo absoluto, y quien lo sufre convierte su casa, el espacio cerrado, en una zona de confort, en una cueva de donde no puede salir.

 

En la serie, Merlí hace un acompañamiento de Iván muy particular. ¿Qué crees que podemos hacer nosotros para ayudar a alguien que sufra esta fobia?
En primer lugar hemos de tener presente que Merlí es una serie de televisión, no un documental. Por lo tanto, el acompañamiento que recibió Iván está organizado a lo largo de una temporada y desarrollando una evolución favorable para obtener un buen desenlace. En la realidad quizá hay más dificultades, pero he conocido mucha gente que lo ha superado. Para ayudar: hablar, no juzgar, escuchar, animar, acompañar. Entenderlo y hacer sentir valorada a la persona que está sufriendo, y ponerse en manos de especialistas.

 

En la segunda temporada, Iván se ha reintegrado en el instituto. ¿Nos puedes dar algunas pistas sobre cómo evolucionará su personaje?
Iván se ha reintegrado y quiere encontrar su sitio. Ha encontrado a Oliver (interpretado por Iñaki Mur), con quien tiene una amistad muy sólida. Veremos momentos de alegría pero también dificultades con las relaciones sociales, ya que Iván lo ha pasado muy mal en el instituto y está a la defensiva, seguramente por miedo a volverse a sentir excluido. Además, ahora ya no está encerrado en casa, y en la vida real pasan cosas buenas pero también malas. Habrá que ver cómo reacciona ante las circunstancias.

 

paupoch2

¿Crees que hay desconocimiento por parte de la sociedad respecto a los trastornos de salud mental?
Totalmente. Creo que hay una ignorancia que hace mucho daño, y por suerte hay mucha gente que trabaja para combatirla. Nadie es culpable de ponerse enfermo, pero parece que si el problema viene de la cabeza cuesta más aceptarlo. ¿Por qué? Es el cuerpo y es tan triste como tener un problema en un órgano. Con seguimiento y medicación se puede hacer una vida normalizada. Hay que evolucionar como sociedad en este aspecto.

 

Como actor, ¿qué dirías que te aporta interpretar un personaje como Iván?
Conocimiento. Me ha ayudado a sensibilizarme con los trastornos mentales, y me ha aportado muchas emociones positivas. Nunca había interpretado un papel que provocara que me parasen por la calle personas para explicarme su historia personal. Tanto el creador, Héctor Lozano, como yo estamos muy emocionados en este aspecto. Es preciso que esto pase y da sentido a lo que hemos hecho.

 

En la serie hacéis una tarea para luchar contra los estigmas que sufre la gente con trastornos mentales. ¿Crees que desde el mundo del entretenimiento audiovisual se puede ayudar a combatir estos prejuicios?
Creo que el audiovisual es muy potente en este sentido. Solamente con la emisión semanal en TV3 nos sigue más de medio millón de personas de media, la mayoría jóvenes, una nueva generación que está creciendo con la serie. Merlí hace pensar, en cada capítulo se plantean muchos interrogantes. Sabemos que ayuda a combatir, que crea debate en casas e institutos, por eso la hacemos con tanto respeto.

 

¿Conoces a alguien con algún trastorno mental?
Gracias a interpretar a Iván he tenido largas conversaciones con personas que los sufren. Incluso con personas que conocía del pueblo, de toda la vida, que lo habían pasado en silencio y ahora me lo han contado. Todos somos vulnerables a sufrirlos; hay que cuidarse, afrontarlo y poder seguir viviendo.

 

¿Qué harías si alguien de tu entorno sufriera un trastorno mental?
Respetarlo, hacerle entender que hay que superarlo antes de entrar en una rueda viciosa, y buscar buenos especialistas para tratarlo. Como he dicho, la serie es ficción; en un caso real pienso que es muy recomendable tener ganas de curarse y encontrar un buen centro. Hay especialistas muy capacitados aquí. Y, sobretodo, en caso de consumir drogas, le ayudaría a deshacerse de ellas; son una complicación muy grande.

 

¿Crees que la interpretación puede ser una buena terapia para que les personas que sufren trastornos mentales puedan paliar su enfermedad?
La interpretación es una buena terapia para expresarse, para jugar, para compartir emociones y perdre la vergüenza, pero entiendo que cada persona es diferente y hay que encontrar lo que la ayude y la reconforte. Hay muchas disciplinas y actividades diferentes para hacer.

 

¿Qué personaje te gustaría interpretar en un futuro?
Puestos a soñar, me gustaría interpretar un personaje que formase parte de un grupo de jóvenes que viven en la calle, por ejemplo.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comparte con nosotros

Fundación Joia

logo fundacio joia

Datos contacto

Joia Magazine
c/ Bac de Roda, 149
08018 Barcelona
T. 93 834 49 40
Para cualquier duda o sugerimiento: comunicacio@fundaciojoia.org

Aviso Legal y Política de Privacidad

Síguenos en las redes sociales

Suscribirse novedades

FILTRO ANTI-SPAM suma 3+1
Nombre
Mail