“Hay un estigma brutal, por eso ninguna persona quiere confesar que está loca”

AdaParellada1

Entrevista a Ada Parellada

 

Ada Parellada (Granollers, 1967) se define como una persona activa e incansable. La conocemos por su restaurante, el Semproniana, pero está muy presente en los medios difundiendo el estilo de vida saludable y ha escrito varios libros de recetas. Ada abre a la revista Joia las puertas de su restaurante para conocer su experiencia con la salud mental y su manera de unir cocina y educación.

 

Escrito por: Laura López

 

La otra etiqueta: #incansable

 

¿Has tenido nunca alguna experiencia con la salud mental en tu entorno?
Sólo he tenido experiencia con la depresión porque la he sufrido. No sé si hay una relación entre la alimentación y el estado físico de una persona con un trastorno de salud mental. En mi caso, la depresión fue causada por una cuestión mecánica a consecuencia de mi estado físico. Lo superé con medicación y empecé a comer mejor, pero es totalmente subjetivo y poco científico, es mi experiencia. Si los trastornos de salud mental fueran por cuestiones conductuales, en la mesa se podrían arreglar.

 

¿Qué problemas de salud mental pueden surgir de una mala alimentación?
La educación en alimentación tiene que empezar por los padres y madres, porque, si para cenar comen muy poco, esto lo ven a los niños y creen que es normal cenar sólo un yogur y una manzana, y así los estás llevando hacia un trastorno de conducta alimenticia. Quizás no les hablas nunca de personas gordas y delgadas, pero entre los mensajes externos más tu comportamiento en la mesa estás diciendo más que con palabras. Si las adolescentes saben que hay una cena estructurada, ellas mismas vienen a la mesa. Y si saben que en la mesa hay buen rollo, que se dejan las notas y las broncas para otro momento, podrás detectar sus problemas.

 

Siempre nos dicen que una buena alimentación es clave para la salud. ¿Cuál es su importancia en el caso de las personas que tienen sufrimiento psicológico?
No sé si hay una relación de causa-efecto entre los alimentos y los trastornos mentales, pero sí que es verdad que si tienes una alimentación variada y te han educado en alimentación evitarás muchos problemas que pueden estar relacionados con el sufrimiento psicológico. No hay fórmulas mágicas, hay constancia, buen rollo y tiempo.

 

Los problemas de salud mental que más se están detectando actualmente son la depresión, la ansiedad y el estrés a consecuencia del ritmo de vida que llevamos. ¿Cuál sería un menú para todas aquellas personas que tienen estos trastornos?
No creo que haya un menú contra estos trastornos, me parece de gurus. Creo que es la típica historia para crear métodos y teorías. Cómete unas ostras mirando las noticias y te aseguro que te quedarás igual que antes de comértelas, pero cómete unas pipas con una persona que te interese y seguramente el efecto será diferente, habrá un 20% de pipas y un 80% de la persona con la cual las compartes.

 

Una de las ideas que has tenido es poner en marcha una iniciativa para concienciar la población de la importancia de no tirar los alimentos haciendo un menú a un precio muy asequible con comida reciclada. ¿Crees que es importante que las personas que tienen más visibilidad en la sociedad actúen a favor de estos tipos de causas?
Yo hice esta acción porque es justo éticamente y porque la gente tiene derecho a poder disfrutar de alimentos a bajo precio. Las personas públicas tienen que actuar a favor de estas causas. En el tema de los trastornos de salud mental me duele mucho que ninguno o muy pocos personajes públicos se hayan confesado. Yo estuve a punto de llamar y decir que he sufrido una depresión severa, pero la depresión no impacta porque es un trastorno que mucha gente ha sufrido, y lo mismo pasa con el estrés y la angustia. Hay un estigma brutal, por eso nadie quiere tener un loco al lado y nadie quiere confesar que está loco.

 

Has escrito varios libros y has hecho y colaborado en programas de radio y televisión. ¿Crees que los medios pueden ayudar a difundir correctamente la imagen de la salud mental y la discapacidad?
Sí, aunque siempre se puede hacer más, pero sí que se habla más que hace una o dos décadas, cuando las personas con trastorno de salud mental casi se tenían que esconder. Se podría hacer más y esto ayudaría muchísimo contra el estigma.

 

AdaParellada2

Haces muchos talleres y actividades dirigidas al público infantil. ¿Por qué crees que es importante que los niños y las niñas conozcan la cocina?
Una de las tareas que he hecho con más vehemencia y altruismo es la de educación en alimentación, hasta el punto que  he hecho una teoría. Hasta ahora, la educación en alimentación la teníamos de forma intrínseca. Siempre explico que nosotros vivíamos en un cuadro idílico en el cual había un marco muy muy delimitado y un retrato en el centro muy muy dibujado. Este retrato era la madre, que era la que traía las riendas del cuadro que se titulaba ‘La alimentación familiar’. En el marco había cuatro vértices clarísimos: el territorio, el clima, la cultura y la religión. En las últimas dos generaciones hemos ido rompiendo este cuadro que se ha desdibujado, lo hemos eliminado y ya no hay nadie que traiga las riendas de esta alimentación familiar.

 

¿Cómo es ahora nuestra alimentación?
Ahora tenemos que volver a dibujar este cuadro pero de manera coral, tiene que haber más de una persona dirigiéndolo. Hemos eliminado los vértices porque podemos comer alimentos todo el año, de cualquier cultura, donde queramos y la religión ya no nos indica lo que tenemos que comer. El título del cuadro tiene que cambiar a ‘Educar en la alimentación’, y esto quiere decir dar herramientas a las futuras personas jóvenes para que puedan elegir su alimentación. Mi desazón es que los padres y madres educan sobre alimentación a los niños, pero no a los adolescentes, y precisamente cuando las personas somos más frágiles es en esta etapa.

 

Y, en la práctica, ¿cómo tendríamos que educar en alimentación?
No tenemos que enseñar como comer, sino que tenemos que crear el hábito de comer. Lo que tenemos que conseguir es que de una manera natural coman de forma saludable. Tenemos que crear el hábito de la mesa: tiene que haber un horario establecido, buena iluminación, no tiene que haber elementos que distorsionen este espacio familiar, y después tiene que haber los básicos: agua, pan, una ensalada, y fruta que apetezca. Después traeremos la comida: preferiblemente un primero y un segundo plato.

 

¿Cómo trasladas este hábito a tu restaurante?
En mi restaurante lo hago de otro modo. Los sábados al mediodía hago un taller con los niños para que los padres y madres puedan comer tranquilos con el objetivo que todos disfruten de la estancia en el restaurante. No puedo hacer un taller con toda la familia porque los padres y madres lo que quieren es comer, y no puedo sentar a todos a la mesa porque los niños lo que quieren es jugar y divertirse. Por lo tanto, los separo, unos hacen un taller de cocina y los otros se sientan en la mesa.

 

¿Por qué este interés en la alimentación infantil?
Siempre me ha interesado la salud a través de la alimentación en nuestra sociedad, y me interesan especialmente los niños porque son los futuros adultos. Hay muchos casos de niños y niñas con enfermedades de adultos, y una de las causas es una alimentación desequilibrada porque ya no hay la figura de la madre que cocina. Esto lo tenemos que solucionar sensibilizando y corresponsabilizándonos de la alimentación familiar. El problema es que ahora los padres y madres no tienen tiempos para cocinar, no saben o no les gusta. Para ayudarlos podemos actuar desde los restaurantes y los medios lo pueden hacer a través de los contenidos que ven a los niños enviando mensajes sobre alimentación saludable.

 

En 2016 recibiste la Cruz de Sant Jordi. ¿Qué ha significado para tú este reconocimiento?
Fue una sorpresa que me hace sentir muy responsable porque hay tantas personas que se la merecen más que yo que ahora me tengo que esforzar mucho más y tengo que trabajar mucho más por todo aquello que hace mejorar el país.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comparte con nosotros

Fundación Joia

logo fundacio joia

Datos contacto

Joia Magazine
c/ Bac de Roda, 149
08018 Barcelona
T. 93 834 49 40
Para cualquier duda o sugerimiento: comunicacio@fundaciojoia.org

Aviso Legal y Política de Privacidad

Síguenos en las redes sociales

Suscribirse novedades

FILTRO ANTI-SPAM suma 3+1
Nombre
Mail