“Cuando una persona tiene un trastorno mental grave deja de funcionar en la sociedad y eso es muy injusto”

Aida1

Entrevista a Aida Folch

 

La actriz Aida Folch (Reus, 1986) empezó su carrera a los 14 años, pero se hizo conocida por su papel en la película El artista y la modelo y a partir de aquí no ha parado de trabajar. Dice quelo que más le gusta es interpretar personajes sociales y que planteen preguntas, y tiene mucho que decir sobre los trastornos de salud mental porque ha tenido la experiencia de primera mano por su madre.

 

Escrito por: Laura López

 

La otra etiqueta: #empática

 

En Estranyes Parelles de TV3 diste la razón al periodista Víctor Amela sobre que los actores y las actrices tienen una patología detrás, que la mayoría han vivido dificultades y que esta es una de las razones por las cuales se dedican a la interpretación. ¿En tu caso es así?
No exactamente una patología pero sí creo que las personas que nos dedicamos en este mundo somos personas sensibles, no tenemos porque haber pasado una infancia difícil pero el mundo de las emociones lo sabemos tratar porque somos personas sensibles. Se suele decir que muchos trastornos venden de la infancia y los actores y actrices quizás encontramos en este trabajo una manera de expresarlo. Cada cual es diferente pero sí que coincide que muchos actores y actrices que yo conozco han tenido una infancia difícil y esto les ha dado más sensibilidad.

 

Si te propusieran interpretar el papel de una persona con un trastorno de salud mental, ¿te gustaría hacerlo?
No me lo han dado nunca pero para mí sería un reto gigante poder encarnar un personaje así, y de hecho me encantaría porque me he pasado toda la vida haciéndome preguntas. Buscas respuestas y a veces estas respuestas no tienen por qué tener lógica, y en el caso de los trastornos mentales es muy difícil encontrar este lógica. De hecho, tienes que acostumbrarte a que no la encontrarás nunca. Este es la desazón que tengo y poder investigar este tema sería muy bueno para mi vida personal.

 

¿Alguna vez has interpretado algún personaje que te haya costado mucho a nivel psicológico?
Cada personaje lo tienes que entender muy bien y justificarlo de alguna manera. Hice un papel en una película que se llamaba Fuego que estaba un poco inspirado en Irene Villa (una niña que perdió las piernas en un atentado de ETA y quedó en silla de ruedas) y descubrí, por ejemplo, que a las personas que la vida las ha tratado muy injustamente el padre y la madre soportan poco el dolor de sus niños. En la película yo hacía de minusválida y entonces cuando se requiere tanta atención y la familia lo da todo y no ponen límites, pueden convertir los hijos e hijas en personas caprichosas y manipuladoras. Esto me pareció interesante.

 

“En general no se da una buena imagen de los trastornos de salud mental, es un tema que sigue muy estigmatizado, aunque mucha gente diga que no”

 

¿Crees que practicar la interpretación es beneficioso para la salud mental?
Totalmente, es una actividad muy curativa que todo el mundo tendría que hacer, y es muy importante que se haga en las escuelas. Es una manera de expresarte, de confiar en los otros, de hacer funcionar las emociones, porque desgraciadamente el mundo cada vez es más individualista, y no podemos perder los valores.

 

¿Crees que la televisión y el cine muestran correctamente los trastornos de salud mental?
En general no se da una buena imagen de los trastornos de salud mental, es un tema que sigue muy estigmatizado, aunque mucha gente diga que no. Por ejemplo, vi un reportaje que daba la idea que tener un trastorno de salud mental es guay y no vi bien esta lectura porque no es cierta. Es un tema que no vende y del que no se habla porque actualmente en la sociedad prima la productividad y cuando una persona tiene un trastorno de salud mental grave deja de ser una persona que funciona en la sociedad y esto hace que no se pueda salir de la rueda y es muy injusto para las personas que tienen estos problemas y por sus familias. Es muy triste ir a un centro psiquiátrico y ver que hay personas que llevan ahí años y que les falta amor y un abrazo. Tendría que salir el tema mucho más en la prensa y a las películas de una manera más verdadera.

 

Hay países, como en los Estados Unidos, que parece más normalizado este tema entre los actores y las actrices.
Ahora en los Estados Unidos está de moda que muchos actores y actrices confiesen su problema de salud mental y me alegro que hayan sido tan valientes de decirlo y hacer ver que es una cosa que pasa y que no pasa nada. Que no todo sea decir “estoy genial, soy súper healthy”, puesto que quien dice esto está provocando mucha frustración porque los trastornos mentales son muy injustos porque no los escoges y le podría pasar a cualquiera y las personas que los sufren están muy solas.

 

Aida2Fotografía: Marina Meriné

 

¿Qué crees que podéis hacer los actores y actrices para mejorar la visión que tiene la sociedad de la salud mental?
Los personajes públicos lo que podemos hacer es dar voz a quienes no la tienen, es nuestra responsabilidad. Esto también depende de cómo te haya tocado el tema, a mí me ha tocado muy de cerca porque mi madre tiene esquizofrenia, y me gustaría involucrarme más con entidades relacionadas pero muchas veces me destroza emocionalmente. Intento dar voz a muchas cosas injustas que hay, pero realmente no sé cuál es la mejor manera de hacerlo. Educar y dar conciencia es muy importante y esta tarea la hacen entidades como la vuestra.

 

¿Qué tipo de cine te gusta más interpretar, el comercial o el social?
Me gusta mucho el cine social y de autor, siempre he tirado más para aquí que no para el cine comercial, aunque algo he hecho, sobre todo en series de televisión. Me interesa el cine que plantea preguntas. Para mí esta profesión es un poco intentar entender el ser humano, por qué alguien es cómo es, y siempre intento encontrar una explicación.

 

¿Qué personaje a nivel social te gustaría interpretar que todavía no te hayan propuesto?
Me gustaría interpretar a Anna Ferrer, que es la mujer de Vicente Ferrer y quien formó la Fundación Vicente Ferrer. Me gustaría hacer, no tanto un personaje específico, sino un personaje que se plantee dudas morales que te sirvan para reflexionar sobre tu vida cotidiana. Películas que las veas y te hagan estar días reflexionando. Me gustan también las películas que te hablan de la absurdidad humana, de la superficialidad, del efecto mandada, de la sociedad enferma en la que vivimos. Que a cambio de pagar una entrada lo que veas no tenga precio porque te dé cosas muy buenas intelectualmente.

 

“Marcarte retos, crecer como persona e intentar conocerte psicológicamente es tan necesario como ir a hacer la compra”

 

Empezaste a actuar muy joven y desde entonces has hecho muchos trabajos. ¿Cómo consigues equilibrar tu carrera con la vida privada?
Dedicarse al mundo de la interpretación se le llama profesión pero es más una manera de vivir y esto hace que sea muy difícil conciliar la vida personal y familiar. Un rodaje es como un secuestro, y cuando trabajas en algo tan vocacional hace que te olvides otras partes de tu vida, y por eso hay tantos actores y actrices que recogen premios pidiendo perdón a sus familias por no haber estado en los momentos importantes. Pero también cuando una persona tiene tanta pasión por lo que hace se moriría si no pudiera ser de esta forma. Es un trabajo un poco extremo, como todos los que son artísticos. Mi familia y mis amigos entienden que cuando estoy en un rodaje desaparezco del mapa.

 

Formaste parte del reto Women’s Health donde en tres meses hiciste un cambio a nivel nutricional y físico. ¿Cómo te ha influido participar en este reto?
Yo hago deporte porque estoy en una industria donde la imagen es muy importante, pero el deporte es salud y una manera de dedicarte a tú misma, a desconectar. En mi caso, acepté el reto Women’s Health porque me encantan los retos y considero que marcarte retos, crecer como persona e intentar conocerte psicológicamente es tan necesario como ir a hacer la compra.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comparte con nosotros

Fundación Joia

logo fundacio joia

Datos contacto

Joia Magazine
c/ Bac de Roda, 149
08018 Barcelona
T. 93 834 49 40
Para cualquier duda o sugerimiento: comunicacio@fundaciojoia.org

Aviso Legal y Política de Privacidad

Síguenos en las redes sociales

Suscribirse novedades

FILTRO ANTI-SPAM suma 3+1
Nombre
Mail