"Creo que todo el mundo conoce alguien con trastorno de salud mental, i que si alguien no lo sabe es porque no se lo han explicado"

Nuria Sole1

Entrevista a Agnès Marquès

 

La periodista Agnès Marquès (1979, Barcelona) fue la conductora del acto de celebración de los 30 años de Fundació Joia. En esta ocasión volvemos a hablar con ella sobre salud mental, y opina que desde hace siete años ha visto una evolución positiva en cuanto a la visibilidad. Actualmente presenta el programa de radio No ho sé en RAC1, pero además de la radio ha pasado también por televisión, tanto presentando informativos como programas de varios formatos. La encontramos en las librerías con Los guapos son los raros y en la Universitat Ramon Llull, donde imparte clases en el Grado de Periodismo.

Escrito por: Meritxell Vilanova
Fotografía principal: Sabor© Frederico Fernandes

 

La otra etiqueta: #TirarAdelante

Ya hace siete años condujiste el acto de celebración de los 30 años de la nuestra entidad, Fundació Joia. ¿Era el primer contacto que tenías con el mundo de la salud mental?
No, no era el primer contacto, porque al final la realidad de la salud mental está mucho más extendida de lo que seguramente la sociedad pone de manifiesto, pero hay toda una serie de patologías que quizás son más desconocidas y otras que tienen una gran incidencia en la sociedad y que nos emperramos todavía a esconderlas. Yo creo que hace siete años esto se acentuaba más que no ahora.

 

¿Crees que desde entonces la percepción de la salud mental ha cambiado?
Todo lo que tiene que ver con la parte menos clínica –ansiedad, angustia– y más del entorno sí que ha cambiado, y que se están rompiendo tabúes que son muy importantes porque son muy cotidianos. En cuanto a la parte más clínica, trastornos como la depresión, entendiéndola como trastorno diagnosticado, se van dando a conocer, pero lo que cuesta más es que se rompa el estigma. A poco a poco se va hablando, y creo que los medios de comunicación y la ficción lo tienen que introducir en sus contenidos para darle visibilidad. Mientras no hay visibilidad, en cualquier cosa que sea un tabú, es imposible cambiar.

 

¿El tratamiento de la salud mental en los medios de comunicación es el adecuado?
No. Se intenta, y vamos mejorando. Pero es verdad que continúa pasando, y quiero pensar que tenemos todos más conciencia de lo que es políticamente correcto, que creo que es horroroso, porque no tenemos que hacer las cosas porque sean políticamente correctas, sino por una verdadera conciencia de lo que estamos haciendo. Por ejemplo, no me explico como podíamos hablar antes de "enfermos mentales": son personas con trastornos mentales. Nos pasa lo mismo con otros colectivos afectados por etiquetas: "los MENA". No, tenemos que decir que son menores no acompañados. Continuamos utilizando vocabulario que asociamos de una manera muy frívola a una serie de comportamientos que hacen que malinterpretames el contenido que tiene. Usamos toda una serie de adjetivos encara sin ser muy conscientes del mal que hacemos. Con el tema de la inmigración o las razas creo que hemos avanzado más, y con la salud mental, no tanto.

 

"Mientras no hay visibilidad, en cualquier cosa que sea un tabú, es imposible cambiar"

 

¿Tienes personas próximas que hayan sufrido o sufran trastornos de salud mental o sufrimiento psicológico?
Sí que tengo, y te diré que tengo alguna amistad de hace mucho tiempo que lo ha verbalizado hace muy poco. Esta persona hace más de veinte años que lo sufre y solo hace tres que me lo ha dicho, y durante diecisiete años no he sido consciente de ello. Obviamente, habrá tenido su sufrimiento y no lo habrá podido compartir con nosotros por miedo que la miráramos de otro modo... Pero también es sintomático que yo durante diecisiete años no lo he sabido. Desde que tengo la información no ha cambiado nada más allá de ofrecerme a que, si en algún momento, y como cualquier otra persona que tenga cualquier otra enfermedad, necesita algo, sepa que estoy ahí. Creo que todo el mundo conoce alguien, y que si alguien no lo sabe es porque no se lo han explicado. La ansiedad y la angustia tengo la sensación que va a más, y esto hace que se vaya rompiendo el tabú. Todavía nos cuesta entender que a una persona que sufre depresión no le podemos decir: 'Venga, anímate'.

 

También eres profesora en la Universidad Ramon Llull, formando nuevas generaciones de periodistas. ¿El lenguaje inclusivo en los medios es algo que hay que trabajar desde el primer momento formativo?
Sí, pero no es una cuestión de qué lenguaje utilizamos, sino que es una apuesta periodística. Cómo decidimos tratar todos los colectivos de la sociedad es una apuesta de los y las periodistas. Lo que no puede ser es que digamos "enfermos mentales" de una manera inocente. Si lo dices así, asume qué apuesta periodística estás haciendo. Esto quizás no es tan evidente en el caso de la inmigración, donde hay un sesgo ideológico detrás. Sin duda tiene que ser materia ya en las universidades, porque puede llegar a pasar que no seas consciente de ello, porque has crecido en un entorno donde se habla de manera más ligera. De hecho diría que no en la facultad, sino en las escuelas, en esto nos tienen que educar.

 

AgnesMarques2Sabor©JoanCabacés

 

El año 2012 presentaste una edición especial de La Marató de TV3 dedicada a la pobreza y la exclusión social. ¿Crees que hace falta más conciencia social en cuanto al colectivo de personas en situación de vulnerabilidad?
Sí. Cuando hay una situación de crisis aflora mucho más esta realidad heterogénea y diversa, y los colectivos más vulnerables se hacen más presentes. También es verdad que con una situación como la que estamos viviendo los últimos meses se demuestra que no somos una sociedad especialmente solidaria. Creo que, ante el riesgo propio, tendemos a ser individualistas. Es mucho más fácil ser solidario cuando hay un cierto grado de bienestar general que no cuando la situación nos lleva al límite. Quizás es muy utópico, pero tendríamos que intentar que, incluso en situación de extrema gravedad, este carácter solidario que siempre hemos dicho que tenemos también aflorara.

 

Has escrito el libro Los guapos son los raros, donde reflexionas sobre el concepto de 'normalidad'. ¿Qué has aprendido con este libro?
Este libro lo escribí a partir del programa de TV3 La gent normal, que precisamente lo que pretendía era abordar determinados tabúes de la sociedad. Aprendí  una cosa que creo que es esencial: nunca es todo lo que parece. Dicen que las cosas son el que parecen, y no.  Hay sufrimientos que, hasta que no los escuchas personas en primera persona, no te los puedes ni imaginar. El capítulo que más me impresionó  fue el de la depresión, con el caso de una chica que tenía depresión recurrente desde hacía veinte años y no salía adelante. Y mira, cosas de la vida, en aquel mismo programa vino  un médico, que entonces era el jefe de Psiquiatría del Hospital de Sant Pau, y se conocieron. Él la cogió como paciente para un programa de ensayo. La chica estaba desesperada porque nada funcionaba, y le ha cambiado la vida radicalmente. Esta es una de las cosas que más me alegro de haber hecho. Otro que me impresionó, y que creo que también es un tabú que se está rompiendo, es el de la transexualidad. Hasta que no hablas con una persona trans eres incapaz de imaginarte nada. No sabes qué les pasa, como lo viven, no te puedes poner en su piel.

 

"Todavía nos cuesta entender que a una persona que sufre depresión no le podemos decir: 'Venga, anímate'"

 

¿Has sufrido nunca estrés o ansiedad?
Creo que no he sufrido ni ansiedad ni angustia. Estrés sí, pero creo que sin llegar a ser problemático, a pesar de que no sé si esto es posible (ríe). Sensación de decir 'Ojo, que estamos llegando al límite', sí. Por suerte, he tenido las herramientas para poderlo frenar. Nadie está exento de encontrarse en una situación de no poderlo frenar en situaciones de ansiedad. 

 

Quizás tenemos tan integrado que el estrés forma parte de nuestro ritmo de vida que no sabemos en qué momento tenemos que reaccionar.
Exacto. ¡Y es que tampoco nos han educado en esto! Diría que nunca he tenido un ataque de ansiedad, pero es que nadie me ha explicado nunca cómo es. Alguien un día me habló por primera vez de ataques de ansiedad, y a raíz de explicármelo yo deduzco lo que es un ataque de ansiedad, pero no sé cómo es exactamente. 

 

¿Cómo has vivido el confinamiento y la pandemia?
Ha sido duro para todo el mundo. Creo que todos y todas hemos tenido momentos de desconcierto total, de sufrimiento, de preocupación, de ganas terribles de llorar, de ganas de reírse de todo, de hacer ironía... Hacer radio desde casa es muy complicado, porque necesitas el contraste de ideas con el equipo, pisar calle, y durante las primeras semanas estábamos encerrados y encerradas en casa y nos informábamos con datos que nos daban nuestras fuentes, pero que no podíamos contrastar con la experiencia personal. Sacar la cabeza en antena a las ocho y media de la tarde después de todo el día de estar recibiendo inputs malos, ¿con qué tono lo hacíamos? Es un programa eminentemente informativo, y evidentemente estamos obligados y obligadas a explicar cómo ha ido el día, en qué situación estamos, pero tenemos que intentar hacer algo más, acompañar esta gente que lleva todo el día sin soler de casa y está angustiada. Nos dedicamos a acompañar la gente y a sentirnos acompañados y acompañadas, porque nosotros también lo necesitábamos. Creo que esto fue muy importante, y un tipo de bálsamo.

 

 

Para más información sobre Agnès Marquès contacte con JVV:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
https://jvv.com.es
Instagram: @jvv_pr

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comparte con nosotros

Fundación Joia

logo fundacio joia

Datos contacto

Joia Magazine
c/ Bac de Roda, 149
08018 Barcelona
T. 93 834 49 40
Para cualquier duda o sugerimiento: comunicacio@fundaciojoia.org

Aviso Legal y Política de Privacidad

Síguenos en las redes sociales

Suscribirse novedades

FILTRO ANTI-SPAM suma 3+1
Nombre
Mail