“En El Foraster me he encontrado con entrevistados que me han confesado tener trastornos mentales”

Quim Masferrer (Sant Feliu de Buixalleu, 1971) ha colaborado y presentado diferentes programas de televisión y radio en TV3, RAC 1 y Catalunya Ràdio. Es también el fundador de Teatre de Guerrilla, pero el programa que le ha dado más fama es El Foraster, de TV3. Ahora, paralelamente al éxito que está viviendo, nos dedica un rato entre pueblo y pueblo para hablar con nosotros de un tema muy diferente, la salud mental. La conversación, confiesa, le ha hecho reflexionar sobre la situación de estigma que tienen las personas que conviven con un trastorno.

 

quimmasferrer

 

Escrito por: Laura López

 

La otra etiqueta: #payaso

 

En el mundo de la salud mental, mucha gente suele poner etiquetas como #bipolar o #esquizofrénico sin saber que llega a ser una etiqueta negativa que estigmatiza a la persona. ¿Qué etiqueta escogerías tú si no pudieras llamarte #actor, #director o #presentador?
#payaso. La palabra payaso se utiliza despectivamente y como insulto y yo el oficio de payaso lo admiro completamente. Me gusta decir que soy un payaso porque lo que hace un payaso es reírse de sí mismo. Las personas en esencia hacemos cosas ridículas y lo que hace el payaso es esto, enseñar las ridiculeces humanas y reírse de sí mismo.

 

¿Tienes alguna experiencia con la salud mental?
He apoyado a la Diputación de Barcelona y a un programa de radio llevado por personas con trastornos, pero personalmente no, aunque creo que todos, quienes más quienes menos, tenemos algún tipo de trastorno de salud mental, y muchas veces de manera inconsciente.


¿Has representado alguna vez una obra sobre salud mental o en la que el protagonista tuviera algún problema psicótico?
He hecho el espectáculo Temps, que volverá este septiembre a Barcelona, donde se pone en el escenario a un personaje que sabe que le queda una hora y media de vida, y esta situación tan extrema es un proceso determinado, y el teatro te permite esto. Hay un cronómetro en escena y él va viendo que cada vez le queda menos. Lo que a mí me interesa es saber qué le pasa a este hombre por la cabeza en estos momentos. Espero que no sea una pregunta que me tenga que hacer nunca, pero el teatro lo que te permite es ponerte en la piel de este tipo de personaje.

 

 

quimmasferrer2

¿Qué sientes cuando interpretas un personaje al que sólo le queda una hora y media de vida?
Lo que te sucede es un cúmulo de sensaciones muy bestias, porque tocas la muerte tan de cerca que también tocas la locura y el miedo. Te ofrece un abanico muy amplio de diferentes estados anímicos y mentales. No es exactamente un personaje con trastorno mental, pero sí que pasar por una situación tan extrema puede llevar a una persona a tener un trastorno.

 

¿Te atreverías a protagonizar o dirigir una obra de este tipo?
Nunca me ha venido a la cabeza, pero me parece un tema muy interesante. En El Foraster, donde hacemos muchas entrevistas, me he encontrado algún caso que el entrevistado me ha confesado abiertamente que tiene un trastorno mental. Incluso alguna persona me había especificado que se estaba medicando porque tenía esquizofrenia y depresión. Precisamente con este perfil de gente, lo que tenemos que hacer es no dejar de emitirlo.

 

¿Te has encontrado en la situación en la que una persona de un pueblo pequeño tiene menos impedimento para decir que tiene un trastorno que una persona de ciudad?
En pequeñas comunidades todo es mucho más grande, es una contradicción. En un pueblo pequeño la solidaridad es más grande, la amistad es más grande porque todo el mundo se conoce, y el odio también es más grande. Quizás esto hace que la generosidad a la hora de explicarse también sea más grande. Y por eso, cuando la gente de un pueblo pequeño se pone ante una cámara, todo lo hace más grande porque son los protagonistas, y si hay una persona con trastorno que todo el mundo la conoce quizás lo habrán tolerado más. En los pueblos pequeños pasan cosas grandes.

 

¿Cómo se ve y se trata el tema de la salud mental en el teatro y en la televisión?
La gente del teatro tenemos muchos pájaros en la cabeza, y eso es parte de esta parte pública que tiene nuestro trabajo. Conozco muchos compañeros que hace treinta años que hacen teatro y que de repente les aparece el miedo escénico. Al principio, cuando estaba en Teatre de Guerrilla, hubo una época que me mareaba y fui al médico y estaba bien de salud, pero todo era por el estrés que traía encima y que a lo largo del día no me dedicaba ni media hora para mí mismo.

 

 

quimmasferrer3

¿Qué técnicas utilizas para que a tu trabajo no le afecte tu salud mental?
Inconscientemente seguro que he pasado por instantes de estrés y de angustia. El teatro es una profesión en la que tienes muchas personas que te van a ver expresamente y siempre tienes miedo y presión, y evidentemente en algunos momentos necesitas puntos de fuga, como en mi caso es hacer deporte, porque haciendo esfuerzo físico dejo reposar la mente un rato.

 

¿Y cómo te sientes un día antes de actuar?
Uno de los problemas que tengo es la obsesión, porque unos días antes de una actuación no puedo pensar en otra cosa, estoy cocinando y pensando en la obra, y así con todo lo que hago. Quieras o no, esto también es un tipo de trastorno. A mí me gusta pensar en hacer trabajo cuando estoy haciendo trabajo, pero en mi tiempo libre me gustaría no tener que estar pensando en el trabajo. La terapia que seguí fue ir a andar descalzo una hora larga sobre arena o césped.

 

¿Qué pensarías de un personaje famoso que saliera del armario y dijera que tiene un problema de salud mental?
Una noticia así tendría que ser la normalidad. Decir que has pasado por esta situación tendría que ser lo normal y se tendría que decir abiertamente. Las personas que tienen una vida más pública son más propensas a tener estos trastornos que otros gremios. Como es una cosa normal que le puede pasar a cualquiera, creo que lo normal es decirlo. Todo esto es un tema social, cuarenta años atrás también había estigma contra los divorciados, una mujer divorciada era mal vista, y ha habido una evolución más positiva. Así que en salud mental todavía queda mucho trabajo por hacer.

 

Hace un tiempo salió la noticia de que el actor Roger Pera tuvo que dejar Hermanos de sangre por depresión. ¿Qué piensas?
La clave de esto es tratar el tema con normalidad. Él no se encontraba bien y lo primero que tienes que hacer en esta situación es aceptarlo y tomar medidas. En el caso de Roger, creo que todo el mundo le sigue admirando exactamente igual, seguro que nadie tendrá ningún tipo de reacción negativa porque ahora tenga este problema, al contrario, lo que esperamos todos es que se ponga bien, con sus facultades máximas, y que vuelva otra vez a su trabajo. Tendría que haber un gran actor o actriz o un político que dijera que tiene un trastorno para conseguir la normalidad en todo este proceso.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comparte con nosotros

Fundación Joia

logo fundacio joia

Datos contacto

Joia Magazine
c/ Bac de Roda, 149
08018 Barcelona
T. 93 834 49 40
Para cualquier duda o sugerimiento: comunicacio@fundaciojoia.org

Aviso Legal y Política de Privacidad

Síguenos en las redes sociales

Suscribirse novedades

FILTRO ANTI-SPAM suma 3+1
Nombre
Mail