Cuando no todo vale en un espectáculo para llenar butacas... porque discrimina y genera rechazo en salud mental

empatia

Este mes de julio por fin ha finalizado en Barcelona uno de los mayores canales de generación de estigma en salud mental que nos hemos encontrado en los últimos años. Decimos uno de los mayores canales porque no hay peor cosa que que sean el ocio, el espectáculo y la cultura los culpables de generar una visión alterada y que discrimina a las personas con trastornos de salud mental.

 

Escrito por: Inmaculada Pinar i Enric Arqués, codirecció de Fundació Joia

 

Nos referimos al espectáculo Manicomio. El Circo de los horrores, un espectáculo que traslada al público a un antiguo manicomio del siglo XVIII y donde constantemente se atribuyen hechos erróneos sobre las personas con trastornos de salud mental, como su inestabilidad y peligrosidad. Desgraciadamente es un espectáculo itinerante y esta queja nuestra no es la primera, otras entidades de salud mental otras ciudades ya se han manifestado en contra.

 

Es muy triste que se utilice el espacio público para estigmatizar a un colectivo en riesgo de exclusión social sin asumir las graves consecuencias que comportará. Por qué como sociedad sabemos que no podemos hacer un espectáculo caricaturizando de forma grotesca sobre el colectivo homosexual, o con síndrome de Down, por ejemplo, ¿y en cambio sí que se nos permite hacer un espectáculo grotesco sobre personas con trastornos de salud mental?

 

Seguramente si este espectáculo, en vez de hablar de personas con trastornos de salud mental, hubiera hecho lo mismo poniendo como protagonistas a las personas homosexuales o con síndrome de Down, todos los medios y las redes sociales se hubieran movilizado. Del mismo modo que pasó cuando Barcelona dijo no a acoger el autobús de Los niños tienen pene y las niñas tienen vulva.

 

Desgraciadamente la ciudad de Barcelona, y su Port Vell, no han tenido la misma reacción que con el famoso autobús. Parece que todavía es pronto para conseguir esta reacción cuando se trata de defender a las personas con trastornos de salud mental.

 

No por eso, desde la Fundació Joia, y desde otras entidades de salud mental, dejaremos pasar la oportunidad de explicar a todo el mundo que nos quiera escuchar que hay muchos más recursos para hacer un espectáculo atractivo, sin necesidad de herir la sensibilidad de la gente, y sin la necesidad de continuar generando rechazo. La cultura y el espectáculo es de todos y de todas, y nos tenemos que sentir acogidos y acogidas por el público, por la compañía que produce el espectáculo y por el recurso que pone sus instalaciones para producirlo, y más si es un espacio comunitario. No es una cuestión de solidaridad, es una cuestión de respeto, responsabilidad y empatía.

 

Nuestro trabajo es hacer entender en el mundo cultural y del ocio que no todo vale, y que tienen que ser un apoyo real y práctico en la lucha contra el estigma, y no un generador de nueva discriminación. Por suerte, este ha sido sólo un caso de entre toda la oferta cultural inclusiva que podemos disfrutar en nuestra ciudad.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comparte con nosotros

Fundación Joia

logo fundacio joia

Datos contacto

Joia Magazine
c/ Bac de Roda, 149
08018 Barcelona
T. 93 834 49 40
Para cualquier duda o sugerimiento: comunicacio@fundaciojoia.org

Aviso Legal y Política de Privacidad

Síguenos en las redes sociales

Suscribirse novedades

FILTRO ANTI-SPAM suma 3+1
Nombre
Mail