Los cuidados: una responsabilidad compartida

LauraPerezCastaño

Laura Pérez Castaño
Concejal de Feminismos y LGTBI del Ayuntamiento de Barcelona

 

Todas las personas necesitamos que nos cuiden en ciertas etapas de nuestra vida. Durante la infancia, cuando somos mayores, durante una enfermedad, si tenemos alguna discapacidad… Los cuidados son centrales en la vida de la gente, pero continúan siendo poco visibles en los debates políticos. Durante mucho de tiempo, las mujeres nos hemos ocupado silenciosamente de cuidar nuestros familiares y de las tareas domésticas, sin recibir a cambio ninguna remuneración ni reconocimiento social. Todavía hoy, las mujeres dedicamos a estas tareas el doble de tiempo diario que los hombres, lo cual se traduce en dobles jornadas, condiciones laborales más precarias y salarios más bajos que ellos. Si queremos construir una sociedad justa, necesitamos acabar con esta intolerable desigualdad.

 

Avanzar hacia un reparto más justo de los cuidados ha sido una de las prioridades de la Concejalía de Feminismos y LGTBI del Ayuntamiento de Barcelona. En los últimos cuatro años se han abierto seis nuevas guarderías en la ciudad y hemos impulsado un Centro Municipal de Cuidados, que proporcionará información sobre los servicios existentes y ofrecerá formación y asesoramiento jurídico para cuidadoras profesionales, que en su mayoría son mujeres migrantes con una situación laboral muy precaria. Además, hemos incrementado el presupuesto del servicio de atención domiciliaria y de teleasistencia, del cual el 70% de usuarias son mujeres, y del programa Respir, que proporciona días de descanso a las cuidadoras informales.

 

En el Ayuntamiento de Barcelona hemos trabajado duramente para mejorar la oferta y el reparto de servicios de cuidados a la ciudad, pero no es suficiente: es urgente que el Estado y la Generalitat reviertan los salvajes recortes de los últimos años; es el primer paso para construir un sistema universal de atención a las personas dependientes, al mismo nivel que la sanidad y la educación. El cuidado de nuestras familias no puede continuar dependiendo del trabajo no remunerado de las mujeres; las administraciones públicas tienen que hacer la parte que les corresponde. Además, los hombres también tienen que asumir su responsabilidad, dedicando a las tareas domésticas y de cuidado el mismo tiempo que sus compañeras.

 

El feminismo está transformando profundamente nuestra sociedad. Gracias al trabajo de concienciación y las movilizaciones feministas, hoy acabar con las violencias machistas y con la brecha salarial son objetivos compartidos por la mayoría de la población, mujeres y hombres. Pero solo conseguiremos la sociedad justa con la cual soñamos si también superamos las desigualdades más cotidianas, las que se producen en nuestros hogares. ¿Nos  ponemos a trabajar?

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comparte con nosotros

Fundación Joia

logo fundacio joia

Datos contacto

Joia Magazine
c/ Bac de Roda, 149
08018 Barcelona
T. 93 834 49 40
Para cualquier duda o sugerimiento: comunicacio@fundaciojoia.org

Aviso Legal y Política de Privacidad

Síguenos en las redes sociales

Suscribirse novedades

FILTRO ANTI-SPAM suma 3+1
Nombre
Mail