La socialización es la clave

lauragarciagil

Joan Ramon Riera,
Regidor de Infancia, Juventud, Personas Mayores y Personas con Discapacidad - Ayuntamiento de Barcelona

Recientemente presentamos a la ciudadanía datos sobre como la juventud ha vivido y está viviendo la situación de la Covid-19. Cómo era de esperar, la pandemia no es ajena a nadie, y por tanto también los/las jóvenes han sido afectadas en los diferentes ámbitos de la vida, el económico, el social, el emocional, y el de la salud, entre otros.

 

Así pues, cerca de un 52% de los y las jóvenes afirman que la Covid les ha afectado emocionalmente, y dentro de este grupo, como quizás es previsible, el sentimiento mayoritario es la tristeza y la ansiedad, en un 21% y un 35% respectivamente.

 

Ahora bien, en el marco del estudio preguntamos también a la juventud si habían iniciado algún tratamiento médico por trastorno psicológico a causa de la pandemia, y dichosamente en este caso los porcentajes caen hasta el 1%. Primero preguntábamos por la percepción (“¿Cómo se siente usted?”), y después por la realidad material de disponer de un diagnóstico y un tratamiento, y se hace evidente que la situación emocional va más allá del concepto sanitario de “salud”. ¿Cómo es que mientras el 52% afirma sentirse afectada emocionalmente tan solo el 1% acaba en una situación de tratamiento?

 

Parte de la respuesta la encontraremos posiblemente en otro de los datos que también apunta el mismo estudio: durante el confinamiento, la relación con el primer círculo afectivo (pareja y familia) ha mejorado en un 27% en los y las jóvenes y en más de un 65% la relación no se ha visto afectada. Solo un 6% de las jóvenes han visto deteriorada la relación con la familia como resultado de la Covid-19 y un 13% afirma que se ha deteriorado la relación con la pareja.

 

Así pues, encontramos que, una vez más, es en el ámbito privado más inmediato donde aparece el apoyo, el acompañamiento y también la carga de hacer frente al reto de superar una nueva traba en nuestras vidas.

 

Por lo tanto, no es nada descabellado que, en la línea de apoyar a las familias y a las jóvenes profundizamos desde los ayuntamientos en las políticas y servicios de acompañamiento y apoyo, de facilitación de recursos para mejorar las condiciones de vida, también las anímicas y, especialmente, en situación Covid.

 

Las emociones a menudo se manifiestan de manera confusa, pero no se tienen que ignorar, y más en el proceso de formación de la personalidad de niños y jóvenes. Hay que transitar y vivir de manera consciente la situación emocional que se deriva de la Covid (el luto, la situación de confinamiento, el parón de la vida cotidiana, la limitación de capacidades, etc.).

 

Así mismo, la Covid-19 ha puesto con más vehemencia encima de la agenda social la sensación de soledad no querida, el sentimiento de aislamiento ante el resto, el cual en las jóvenes también está muy presente, ya sea debido al mal uso de la tecnología o a carencias de socialización, y es esta última palabra la clave de vuelta para rehacer la situación. El fomento de la socialización y la incorporación de la empatía como valor intrínseco de la gestión pública tienen que guiar las nuevas políticas sociales durante la Covid y en el postcovid.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comparte con nosotros

Fundación Joia

logo fundacio joia

Datos contacto

Joia Magazine
c/ Bac de Roda, 149
08018 Barcelona
T. 93 834 49 40
Para cualquier duda o sugerimiento: comunicacio@fundaciojoia.org

Aviso Legal y Política de Privacidad

Síguenos en las redes sociales

Suscribirse novedades

FILTRO ANTI-SPAM suma 3+1
Nombre
Mail