Los servicios prelaborales, el último eslabón antes de la búsqueda de trabajo

reporprelaboralLa inserción laboral es un paso más hacia la integración social y comunitaria de una persona. Este adelanto supone todo un reto, y todavía lo es más para las personas que han sufrido un trastorno de salud mental. Es por eso que encontrar trabajo es uno de los objetivos principales de las entidades que se dedican a apoyar al colectivo. Pero buscar trabajo requiere una preparación previa, y aquí es donde entran en juego los servicios prelaborales.

Escrito por: Gisela Giralt

 

Actualmente, los servicios prelaborales les ofrecen varias entidades que luchan contra el estigma que puede suponer el hecho de haber sufrido un trastorno de salud mental a la hora de buscar trabajo. En 2018, la tasa de paro de las personas con trastorno de salud mental era del 61,9%, 44,2 puntos más elevada que la población general. "El objetivo de los prelaborales es dar respuesta a las necesidades de una parte del colectivo, que requiere un proceso de capacitación y rehabilitación laboral de cara a conseguir una integración laboral, ya sea en el mercado de trabajo ordinario o en el protegido", explica Susana Silvestre, gestora transversal de servicios prelaborales y subdirectora técnica de Fundació Joia. Hoy, la entidad ofrece el Servicio Prelaboral en tres distritos de Barcelona: Gràcia, Sants y Sant Martí, y el año pasado atendió a 293 personas.

 

El acceso al servicio
El Servicio Prelaboral de Fundació Joia trabaja con la persona como eje central. Cuando llega a la entidad, es recibida por el Servicio de Acogida y se hace un primer diagnóstico de su situación, sus necesidades, sus capacidades y su potencial. Una vez vinculada con el Prelaboral, la persona pasa a convertirse en usuaria de este recurso y define sus objetivos y su proyecto formativo o laboral, tanto a corto como largo plazo. Para acceder a los prelaborales solo hace falta que la persona esté en edad de trabajar, que tenga residencia en Catalunya, que esté vinculada en la Red Social y Sanitaria —es a decir, que tenga un diagnóstico de salud mental y esté en tratamiento— y, sobre todo, que tenga una demanda de trabajo, el deseo de trabajar.

 

El Centre de Formació i Prevenció de Mataró (CFP) también tiene un servicio prelaboral. En su caso, cuando una persona se vincula al servicio, se está un primer mes para habituarse y después se marca unos objetivos. A partir de aquí, estos objetivos se van evaluando según un sistema de indicadores que comparten todas las personas profesionales de el servicio. Cada seis meses se hace un vaciado de todos los datos obtenidos para poder continuar orientando la persona hacia sus objetivos individuales. A partir de aquí se establece un plan funcional de actividades para conseguirlo y un seguimiento trimestral para mesurar la evolución. "Se trata de un programa completamente individualizado de inserción (o reinserción) laboral —dice Silvestre—. A pesar de que la mayoría de actividades son grupales, el itinerario es diferente para cada persona y busca mejorar sus competencias laborales ajustándose siempre en sus necesidades individuales. Estas actividades están divididas en varios bloques. Por una banda, se trabajan los hábitos y las competencias laborales básicas en actividades como el taller de cocina, los talleres de oficios como carpintería, electricidad, soldadura, el huerto comunitario o el taller de reparación de bicicletas; de hecho, el mismo vecindario de la zona puede llevar su bicicletas a reparar." Por otro lado, también se trabajan las habilidades sociales, el conocimiento sobre el mercado laboral y la orientación profesional. "Este ámbito es más teórico, a pesar de que las personas usuarias también pueden experimentar simulaciones de pruebas prácticas que se podrían encontrar en un proceso de selección laboral real." Jaume Rodon, coordinador del Servicio Prelaboral de la entidad, añade que, en el caso del CFP, en esta parte teórica "lo que basura son clases enfocadas a trabajar los hábitos laborales. Tenemos módulos de investigación de trabajo, de informática, de habilidades sociales (como por ejemplo enfrentarse a una entrevista de trabajo, etc.) y clases más específicas, como por ejemplo de catalán, puesto que recibimos mucha gente de fuera a la cual les cuesta la lengua." 

reporprelaboral2

Además, los equipos que componen los servicios prelaborales de las entidades que los ofrecen son multidisciplinarios, formados cada uno por profesionales de la psicología y el trabajo social y técnicas de atención directa. En el caso de Fundació Joia, funciona de la siguiente manera: "La usuaria tiene asignada una persona técnica referente, que acostumbra a ser de atención directa, con quien hace un seguimiento individual más constante, pero también hace un seguimiento con la psicóloga y la trabajadora social, que evalúan las otras variables que intervienen en el proceso de la persona".

 

Silvestre explica que "se trata de un recurso primordial, porque la aparición del trastorno supone una ruptura biográfica importante a nivel social y de trayectoria formativa y laboral, que puede comportar la exclusión del mundo laboral durante largos periodos de tiempo y puede llevar a una sensación de aislamiento social". El Prelaboral, pues, establece un margen de tiempo para que la persona se pueda recuperar, rehabilitar, para que adquiera nuevas habilidades y competencias laborales. Pero el servicio también acoge personas que no han trabajado nunca. De esta manera, las que provienen de una trayectoria laboral pueden compartir experiencias y dar su visión sobre la realidad laboral. 

 

Un ejemplo de todo esto es Rogelio, que se vinculó  al Servicio Prelaboral de Fundació Joia el marzo del 2019. Proveniente del Club Social de una otra entidad, quería buscar trabajo, pero no sabía por dónde empezar. "Yo no había trabajado nunca y no sabía por donde tirar. Durante estos meses he aprendido mucho y me siento más orientado dentro del mercado laboral. Ahora tengo un currículum con mis habilidades y hago simulaciones de entrevistas para estar más preparado." A partir de hacer uso del servicio, Rogelio ha sabido enfocar mejor la investigación de trabajo. A pesar de que las salidas laborales y formativas que puede tener una persona vinculada a un prelaboral son mayoritariamente dentro del mercado protegido, también hay casos donde se puede seguir un itinerario de inserción en una empresa ordinaria. "Ahora me centro en posiciones para las cuales no pidan experiencia, porque yo no la tengo. No busco cualquier cosa, sino donde puedo encajar, sabiendo lo que se me da bien." Actualmente, ya ha recibido tres ofertas de trabajo y ha hecho algunas entrevistas. "Hasta ahora no he tenido suerte, pero estoy en el circuito y me siento cómodo." Antes de vincularse al Prelaboral, Rogelio no tenía muy claro si apuntarse e incluso le habían dicho que no podría trabajar. Ahora está contento de haberlo hecho, y lo recomienda. "Aquí he conocido muchas personas interesantes. He hecho amigos, pero también tengo muy buena relación con las personas profesionales. La verdad es que me siento como en casa."

 

"El itinerario es diferente para cada persona y busca mejorar sus competencias laborales ajustándose siempre a sus necesidades individuales", Susana Silvestre

 

Para el CFP es especialmente interesante el seguimiento individual que se hace de las personas usuarias del servicio de prelaboral. Siguiendo una tabla de indicadores, cada profesional evalúa la persona según las competencias específicas de cada módulo.

 

Mercado protegido
Una opción para las personas usuarias de los prelaborales son los centros especiales de trabajo. Un ejemplo es el caso de Susana, que estuvo dentro del Prelaboral durante un año y medio antes de encontrar una oportunidad dentro del mercado laboral protegido. Ahora ya hace más de dos que trabaja enApunts, el centro especial de trabajo de Fundació Joia que se dedica a las artes gráficas y la mensajería, y está muy contenta. "Al principio yo no conocía el servicio, no sabía ni que existía, pero mi trabajadora social me dijo que lo probara, que me podrían echar una mano. Entré y seguí el proceso poco a poco, sin prisa. Me llamó la atención que el camino a seguir lo eliges tú. Ellos te ayudan, pero lo eliges tú." Susana cree que es importante que exista este tipo de servicios para conseguir trabajo, pero también por todas las cosas nuevas que se aprenden. "No solo te enseñan a hacer investigación de trabajo, sino que también te enseñan a trabajar y a convivir socialmente." Añade también que lo que más la ha ayudado es sentir el apoyo de alguien. "Siempre están a tu lado, guiándote, incluso una vez ya has encontrado trabajo. Hay un seguimiento y vigilan que todo funcione y que estés bien. Pienso que este apoyo es muy necesario."

 

Susana Silvestre afirma que "la tarea que hacemos es muy importante, y pienso que los servicios prelaborales sí que han hecho que la situación mejore, pero los datos son las que son y nos indican que no es suficiente. Avanzamos por buen camino, pero lo hacemos muy despacio. Todavía hay trabajo por hacer". Jaume Rodon también remarca la importancia de los prelaborales, añadiendo que "partimos del hecho que tener un trabajo implica una cierta autonomía económica y una ampliación de relaciones sociales, que propician una integración comunitaria. Las personas que han sufrido un trastorno de salud mental se encuentran en una situación más frágil y tienen más dificultades para llegar a este punto. Es por eso que son tan importantes los servicios prelaborales. Son el empujón que necesitan estas personas para ilusionarse y motivarse para llegar a una inserción total".

 

Acompañamiento al lugar de trabajo
El hecho de empezar a trabajar por primera vez o después de un periodo de inactividad laboral puede generar inseguridad. Adaptarse a la cultura de una nueva empresa no siempre es fácil, y a veces cuesta encontrar la iniciativa para pedir clarificaciones sobre cómo realizar las tareas o expresar las dudas o los problemas que se pueden derivar del trabajo. Es por eso que, una vez la persona ha llegado a este punto, el prelaboral continúa apoyándola, siempre que así lo quiera y en la medida que prefiera. Este seguimiento es tan personalizado como lo ha sido el proceso previo a la inserción, de manera que se puede hacer de manera presencial, en el servicio o en el lugar de trabajo y también a distancia, como por ejemplo telefónicamente. El objetivo, dice Susana Silvestre, gestora transversal de servicios prelaborales y subdirectora técnica de Fundació Joia, es "apoderar la persona a partir de orientarla, acompañarla y ayudarla a canalizar cualquier duda o malestar, estableciendo mecanismos de comunicación y de gestión de incidencias". Incluso, el servicio podría hacer de intermediario, si la persona lo pide. En el caso de empresas dentro del mercado protegido, esta vinculación se haría directamente, mientras que en el caso de empresas dentro del mercado ordinario, el servicio podría intervenir explicando los puntos fuertes y las capacidades de la persona y proporcionando pautas y herramientas para facilitar la adaptación por ambas partes. "La idea es que el seguimiento se vaya espaciando hasta que llegue el momento en el cual la persona ya no lo necesite", apunta Silvestre.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comparte con nosotros

Fundación Joia

logo fundacio joia

Datos contacto

Joia Magazine
c/ Bac de Roda, 149
08018 Barcelona
T. 93 834 49 40
Para cualquier duda o sugerimiento: comunicacio@fundaciojoia.org

Aviso Legal y Política de Privacidad

Síguenos en las redes sociales

Suscribirse novedades

FILTRO ANTI-SPAM suma 3+1
Nombre
Mail