Tres proyectos innovadores ayudan a dibujar un futuro más inclusivo en el sector social

projectes 1Para hacer frente a varias necesidades sociales no cubiertas o insuficientemente satisfechas, en los últimos años han ido surgiendo varias iniciativas creativas. Estos proyectos innovadores son impulsados por las entidades catalanas enfocadas al Tercer Sector. Sn ejemplo de ello Pis Zero, d Arrels Fundació, Àpats socials per la gent gran, de la Fundación Rubricatus, y los talleres fotográficos "Què veus?".

Escrito por: Gisela Giralt

 


projectes 2Pis Zero

El proyecto 'Pis Zero' se basa en la adaptación de un espacioi ya existente para que durante la noche funcione como alojamiento para las personas que no tienen hogar. La iniciativa fue impulsada en 2017 por Arrels Fundació, que forma parte de la Federación de Entidades Catalanas de Acción Social (ECAS) y que se dedica a la atención de personas sin hogar en la ciudad de Barcelona. Ester Sánchez, jefa de Apoyo a la Persona de Arrels Fundació y responsable del Pis Zero, explica que el proyecto tiene dos líneas diferenciadas de acción igual de importantes. "Por un lado tenemos la función de noche, que es la de acogida a personas sin hogar, y por la otra tenemos la de sensibilización. Queremos transmitir aquello en qué nosotras creemos firmemente: es posible reducir el número de personas que duermen en la calle."

 

El mobiliario del espacio, diseñado especialmente por el estudio de arquitectos LEVE, permite un doble uso. Las camas se pueden montar y desmontar de forma que sirven también como mesas y bancos. Así pues, se puede transformar el espacio en muy pocos minutos. "No es necesario crear nuevas formas de alojamiento dignos, es posible hacerlo en espacios preexistentes", apunta Sánchez. "Desde una escuela hasta un banco, un ambulatorio, un gimnasio, una oficina o sala de reuniones… Todos estos espacios se pueden convertir en Piso Cero cediendo el espacio de ocho de la noche a ocho de la mañana."

 

"No es necesario crear nuevas formas de alojamiento dignos, es posible hacerlo en espacios preexistentes", Ester Sánchez

 

Que el mobiliario sea sencillo, pero, no implica que no sea digno. De hecho, esta es una de las ideas más importantes de sensibilización que quiere transmitir el Piso Cero. Según Sánchez, "se trata de un espacio de confort, de seguridad, un espacio digno donde tú y yo dormiríamos. Porque a veces se tiene la visión que para una persona sin techo cualquier cosa es válida. Y no es así". Pero la iniciativa va algo más allá del simple alojamiento. Uno de los pilares del Piso Cero es el hecho de proporcionar una acogida de calidad, y esto incluye el contacto humano. "Son personas que pasan todo el día en la calle, que llegan muy cansadas y a las cuales les tenemos que transmitir mucha fuerza. Es importante que la persona se sienta reconocida, que alguien le pregunte cómo le ha ido el día, que le ofrezca un plato caliente, una conversación… De este modo sabemos que el día siguiente volverá". Este factor humano viene dado por las dos personas que son en el piso cada día, una profesional de el ámbito social y una voluntaria, que se encargan de acogerlas y mediar en cualquier conflicto que pueda surgir.

 

Es importante remarcar que el proyecto del Piso Cero solo se entiende dentro del marco de Raíces Fundación. La iniciativa se acoge al modelo de housing first (‘primero la vivienda’), adoptado por la entidad, y que ofrece alojamiento además de doscientas personas al día. Por tanto, todas las que hagan uso estarán bajo el seguimiento de las personas profesionales sanitarias de la Fundación. "En Arrels no alojamos nunca de manera temporal, porque pensamos que esto significa devolver la persona en la calle. Nosotros ofrecemos un recorrido a largo plazo con el objetivo de salir, en el cual el Piso Cero podría ser el primer paso".

 

Actualmente, el Piso Cero se encuentra en la fase de proyecto piloto y hasta ahora ha alojado 97 personas. En Arrels Fundació esperan encontrar entidades, ya sean públicas o privadas, que cedan su espacio para cumplir un objetivo colectivo: que no haya nadie durmiendo en la calle.

 

Comidas sociales para la gente mayorprojectes 3
El proyecto 'Comidas sociales para la gente mayor' se puso en marcha hacia finales del 2017 y tiene por misión responder a las necesidades de personas mayores de 65 años que viven solas y tienen problemas de movilidad. Estas personas no se podían desplazar a los comedores sociales y por tanto, pasaron a recibir las comidas en casa. La propuesta fue impulsada por parte de los Servicios Sociales del Ayuntamiento del Prat de Llobregat y Fundació Rubricatus, que forma parte de la federación Dincat y se dedica a promover la integración social de personas con discapacidad en el ámbito laboral. Jordi Forcadell, jefe del departamento de Comunicación de Rubricatus, explica que "nuestro compromiso es el de garantizar que estas personas tengan un mínimo de nutrientes necesarios para pasar el día. A partir de aquí, les proporcionamos una comida diaria, de lunes a domingo, todos los días del año".

 

Tanto la cocina como el reparto de las comidas lo realizan dos equipos diferentes del centro especial de trabajo de la Fundación Rubricatus, TESIPRAT Serveis, donde casi todas las personas trabajadoras tienen discapacidad intelectual. Las comidas se preparan en el obrador del servicio de hostelería, donde el equipo los cocina, los envasa en tápers reutilizables y los pone en neveras térmicas especialmente preparadas porque los alimentos no pierdan ni la temperatura ni sus nutrientes. "Los menús mensuales están pensados por una persona nutricionista y están validados por la cocina", apunta Forcadell, que añade que "cada menú es personalizado y se prepara siempre teniendo en cuenta la ficha médica y los datos de cada persona: hay para personas diabéticas, que no pueden comer sal, que necesitan la comida triturada…".

 

"Proyectos como este nos ayudan a diversificar nuestra oferta de trabajos y proporcionan un gran crecimiento personal por parte de las personas trabajadoras", Jordi Forcadell

 

Una vez terminada, el equipo del servicio de reparto de paquetería sostenible recoge las neveras y se desplaza hacia los hogares de las personas usuarias, bien en transporte eléctrico, bien a pie. Se trata de un reparto puerta a puerta en el cual es muy importante el contacto humano. "La  persona que reparte no solo lleva el menú y se va, sino que entra a casa, ayuda a poner la mesa, explica qué hay para comer y ayuda a abrir el táper". Además, también hace la función de controlador o controladora, es a decir, se encarga de hacer un seguimiento y de vigilar que no haya ningún problema, como por ejemplo que una persona mayor haya caído o se haya hecho daño o cualquier incidencia que requiera avisar Servicios Sociales. 

 

Forcadell remarca que "proyectos como este nos ayudan a diversificar nuestra oferta de trabajos dentro del centro especial de trabajo y proporcionan un gran crecimiento personal por parte de las personas trabajadoras. Esta responsabilidad y el contacto con la gente mayor apodera y ayuda a desarrollar relaciones personales con las personas usuarias del servicio". De hecho, a partir de este proyecto se dieron cuenta que también había una necesidad por parte de las personas mayores de tener un acompañamiento más allá de recibir las comidas. El 2019, Rubricatus consiguió impulsar, junto con el Ayuntamiento del Prat de Llobregat, el proyecte 'Antenes'. Actualmente ya hay dos personas formadas que forman parte, y a partir de este año habrá dos más.

 

El proyecto 'Comidas sociales para la gente mayor' proporciona en la actualidad alrededor de unas ochenta comidas diarias. Se trata de un servicio de pago que, después de una valoración por parte de los Servicios Sociales, puede ser total o parcialmente subvencionado por el Ayuntamiento, dependiendo de la situación de la persona usuaria. A pesar de depender actualmente del órgano público, Rubricatus espera, a partir del mes de abril, poder ampliar el servicio y ofrecerlo de forma independiente.

 

projectes 4Exposición 'Què veus?'
La exposición 'Què veus?' es fruto del trabajo cooperativo entre Fundació Formació i Treball de Badalona y el colectivo de fotógrafos/as que imparten los talleres 'Què veus?', y ha dado voz a las personas en riesgo de exclusión para que muestren su visión de la realidad. El alumnado sale a hacer fotografías a la calle de manera totalmente libre, y después las selecciona, monta una exposición al aire libre y lo explica al público.

 

Formació i Treball es miembro de la Federación de Empresas de Inserción de Catalunya (FEICAT) y está vinculada a Cáritas Barcelona. Su objetivo es formar e insertar laboralmente personas en riesgo de exclusión social y lo hace a través de programas como 'Reincorpora'. Uno de los servicios de aprendizaje ofrecidos dentro del marco de este programa es la colaboración con los fotógrafos de 'Què veus?' en forma de talleres de fotografía para la inclusión social. Mariona Giner, coordinadora del proyecto y fundadora de 'Què veus?', explica en qué consiste: "Nosotros somos un colectivo de personas fotógrafas profesionales que trabajamos en colaboración con entidades para ofrecer una formación de fotografía participativa a personas que se encuentran en varias situaciones de exclusión".

 

"stas personas tienen muchas cosas a decir y esta es una oportunidad para que lo puedan hacer", Mariona Giner

 

El fotógrafo explica los indicadores técnicos básicos al alumnado y después este sale a la calle a capturar aquello que quiera. "Con los años, nos hemos dado cuenta que estas personas tienen muchas cosas a decir y esta es una oportunidad para que lo puedan hacer. Despacio, la creatividad y el lenguaje no verbal hacen que surjan reflexiones personales y las alumnas se empiezan a plantear cuestiones que quizás en otro tipo de taller habrían tardado más en lograr". Giner añade que es por este motivo que los talleres de 'Què veus?' son transversales y no algo separado de otros tipos de formaciones. Por ejemplo, en uno de los últimos talleres se trabajó así en una formación de auxiliar de peluquería, razón por la cual las fotografías del alumnado reflejaban su trabajo en peinados y maquillaje para poderlas incluir en el currículum. Además, también aprendió a hacer iluminación casera y fotografías profesionales con el móvil para poder promover el propio trabajo en un futuro. En el supuesto de que alguien destaque en el ámbito fotográfico y manifieste interés, también le proporcionan ayuda para buscar cursos y becas de formación profesional.

 

Como tanto Mariona Giner como las otras personas fotógrafas que colaboran en el proyecto trabajan con varias entidades, cada taller es diferente. Así, cada cual trabaja con un colectivo u otro según las especialidades profesionales y las necesidades del alumnado. Giner apunta que "cada taller es completamente diferente de el otro y, por lo tanto, los resultados también son diferentes. Realmente no nos interesa excesivamente el resultado final ni la estética de la imagen, sino el proceso en sí". Aun así, los alumnos cuentan con un material fotográfico de calidad, proporcionado por OLYMPUS, empresa colaboradora de 'Què veus?' desde los inicios. Otro aspecto importante que todos los talleres de 'Què veus?' tienen en común es la visita a una exposición como a forma de inculcar la cultura de visitar los centros de arte y fotografía. 

 

Los talleres de 'Què veus?' se imparten de la mano de entidades como Formació i Treball, Médicos del Mundo y Casal dels Infants, entre otros.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comparte con nosotros

Fundación Joia

logo fundacio joia

Datos contacto

Joia Magazine
c/ Bac de Roda, 149
08018 Barcelona
T. 93 834 49 40
Para cualquier duda o sugerimiento: comunicacio@fundaciojoia.org

Aviso Legal y Política de Privacidad

Síguenos en las redes sociales

Suscribirse novedades

FILTRO ANTI-SPAM suma 3+1
Nombre
Mail