La participación activa de las usuarias y las familias, un elemento clave de la calidad en salud mental

iniciativesocials 1Fundació Joia ha decidido poner en marcha este 2021 las comisiones participativas de personas usuarias y de familias como una apuesta firme por la mejora continúa de la calidad en salud mental. Conozcamos de primera mano, desde las personas usuarias, las familias, y las personas profesionales, la experiencia de estas comisiones.

Escrito por: Laura López

 

Durante el primer trimestre de 2021 todos los servicios de Fundació Joia han puesto en marcha estas comisiones participativas que tienen por objetivo mejorar la calidad de la atención a las personas usuarias y sus familias, y el vínculo con la comunidad. “Lo que queremos es que tanto las personas usuarias como las familias puedan participar más en la Fundación y tengan un canal de participación más directo, para poder recoger sus experiencias en relación a la atención recibida en los servicios y así poder mejorar la experiencia vivida en la entidad desde el momento en que llegan al servicio y todo el proceso que hacen en él”, explica Susana Silvestre, subdirectora técnica y gestora transversal de servicios Prelaborales de Fundació Joia.

La idea es que a través de estas comisiones las usuarias y las familias participantes compartan sus ideas e inquietudes, para aportar y contribuir a la misión de la entidad: “ofrecer servicios de calidad ajustados a las necesidades de las personas que atendemos para darles oportunidades laborales y de inserción social”, especifica.

Formación de las comisiones participativas
Todos los servicios de Fundació Joia tienen comisiones participativas: los servicios de Rehabilitación de personas Adultas y de Jóvenes y los Clubs Sociales tienen comisiones de usuarias y de familias, y los servicios Prelaborales y los Itínere se centran en las comisiones de usuarias. Esto se da porque los primeros se enfocan en la intervención a las familias, pero los segundos tienen objetivos clave enfocados a la inserción laboral y a la relación con las empresas.

“Las comisiones están formadas por personas implicadas, comprometidas, valoradas dentro del servicio, con un proceso de recuperación óptimo, y en el caso de las familias, tienen que estar incluidas dentro del proceso que la usuaria está realizando en nuestro servicio”, explica Cristina Ferreti, gestora transversal de Clubs Sociales.

comissionspart2

La vinculación de las familias en las comisiones en el caso de los Clubs Sociales ha sido diferente respecto a los otros servicios porque en la tarea diaria de los Clubs la intervención con estas no está definida dentro del servicio. “Nosotros trabajamos con las familias si hay demanda, no hacemos entrevistas familiares; hacemos seguimiento de la persona usuaria y se pueden incluir las familias si hay demanda por parte de la familia y si la usuaria quiere que la familia se incluya dentro de su proceso”, especifica Ferreti. Por eso, a partir de las comisiones participativas de familias, “los Clubs tenemos la oportunidad de conocer más a las familias, tener una intervención más directa y activa e integrarlas dentro del servicio”, dice.

"La idea es que las comisiones estén vivas i permanentemente funcionando", Susana Silvestre

Durante el primer trimestre de 2021 se hizo el proceso de constitución de las comisiones realizando tres reuniones en las cuales escogieron la portavoz de cada comisión, que son las que tienen que representar a su comisión en otros espacios, “y en un futuro reunir portavoces de diferentes comisiones para poder recoger todavía más, desde una perspectiva más general y global, todas las mejoras y aportaciones que puedan hacer”, comenta Silvestre. Cada 15 días hay reunión de comisión, que puede ser presencial, telemática o híbrida, y en el primer trimestre ha habido tres. En la primera se explicó la finalidad y el funcionamiento de la comisión, la segunda sirvió para ver las personas que querían tener un papel más activo dentro de las comisiones y ser portavoces, y en la tercera, de forma online y anónima, las familias y personas usuarias escogieron a las portavoces. “La idea es que las comisiones estén vivas y permanentemente funcionando, aunque ya contemplamos que pueda haber personas que se vayan incorporando y otras que no puedan continuar participando”, explica Silvestre.

Se ha creado un protocolo para que las propuestas y mejoras trabajadas desde las comisiones lleguen a los órganos de decisión de la Fundación, para que las puedan trabajar, analizar y ver si corresponden a una necesidad general, para así ponerlas en marcha. Para poder poner en marcha este protocolo, cada comisión está conducida por la coordinadora de cada servicio, que es quien se encarga de recoger estas propuestas y mejoras.

“Lo que queremos es crear todo un sistema, una metodología y una forma de trabajar que dé recursos, aportaciones, oportunidades, propuestas y cambios”, Cristina Ferreti

En cada sesión se trata un tema concreto del servicio partiendo de la propia vivencia. “En abril el primer tema a tratar fue el proceso de vinculación inicial al servicio, en mayo fueron temas de actividades grupales y en la última sesión de mayo se trataron las inserciones sociales, formativas y laborales”, explica Ferreti. Las comisiones han empezado en 2021, y “lo que queremos es crear todo un sistema, una metodología y una forma de trabajar que dé recursos, aportaciones, oportunidades, propuestas y cambios”.

Perfil y experiencia de personas usuarias y familiares
Carlos Moreno es usuario del servicio de Club Social desde 2010 y ha sido escogido portavoz de la comisión participativa de personas usuarias del Club Social de Sant Martí. “La coordinadora del servicio nos dijo que se necesitaba un portavoz para constituir la comisión y yo preparé y presenté mi candidatura”, relata. Como portavoz tiene que estar “muy atento a lo que se dice en las reuniones para saber los temas que se proponen y conocer los acuerdos a los que se ha llegado, los tengo que reflejar con claridad y defenderlos ante otras comisiones”. De momento dice que no tiene ninguna propuesta de mejora ni sugerencia porque “en el Club siempre lo veo todo bien y que todo el mundo está muy a gusto, y con la formación de las comisiones veo que la cosa está yendo mucho mejor”.

comissionspart3

El perfil de las personas y familias que participan en las comisiones son muy diferentes principalmente por la edad, pero “en todas se ha buscado que sean personas representativas del servicio porque la idea es que sean representantes de una opinión general sobre cómo está funcionando el servicio en todas las áreas; en el caso de los servicios de Itínere también contamos con personas que han podido insertarse en el mercado laboral, y así podemos valorar el proceso de inserción que ofrecemos”, comenta Jordi Formiguera, gestor transversal de inserción laboral de Fundació Joia. Lo que se busca es que las comisiones hagan propuestas de mejora, pero también que puedan ofrecer oportunidades: “Nosotros no tenemos comisiones de familias, pero quizás una familia de otro servicio que es de inserción social nos puede ayudar a mejorar las oportunidades de inserción laboral con el tejido empresarial”, especifica.

Héctor Marín es portavoz de la comisión participativa de usuarios/as del servicio Prelaboral de Gracia. Solo lleva en el servicio desde 2019, pero “el tiempo que he estado en Fundació Joia me ha interesado mucho cómo se gestiona el tema laboral y quiero conocer mejor el servicio y darlo a conocer al resto de servicios de la entidad, por eso decidí participar en esta comisión”. Lo que más le gusta a Héctor de su tarea como portavoz es colaborar en “mejorar diferentes aspectos del servicio y comunicar las decisiones de mejora que hemos tomado, contribuir sobre todo a mejorar el servicio y a hacer de puente comunicativo”, dice.

“Estoy segura de que acabaremos haciendo buen trabajo, ya que son comisiones muy potentes porque tenemos perfiles elevados como una maestra, una médica y una trabajadora social”, Marta García

La diferencia entre las comisiones de familia de Rehabilitación de Jóvenes y las de Rehabilitación de Adultos es que a la de adultos “se han vinculado más hermanos/as y parejas, puesto que el perfil que atendemos es de entre 50 y 55 años y por tanto los padres y madres ya son muy mayores”, indica la gestora transversal de Rehabilitación Comunitaria, Marta García. La diferencia más grande entre familias y personas usuarias es que “los usuarios/as hablan en primera persona sobre cómo ha sido su proceso de acogida, su proceso en las actividades y su seguimiento, y las familias dan una visión de cómo lo ven desde casa, sobre la atención que ven que le damos a la persona usuaria y a ellos como familiares”.

En el caso de las comisiones de familias de jóvenes “estoy segura de que acabaremos haciendo un buen trabajo, ya que son comisiones muy potentes porque tenemos perfiles elevados como una maestra, una médica y una trabajadora social”, añade. Montserrat Rivera es portavoz de la comisión participativa de familias del servicio de Rehabilitación de Jóvenes de Sant Martí. Para ella, “todo lo que se pueda aportar y ayudar en función de nuestra experiencia siempre es bueno para nosotros y para otras personas que entren en el servicio”. Montserrat dice que está muy satisfecha con el servicio y que se postuló como portavoz porque “conozco el servicio desde hace más tiempo que otros miembros”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comparte con nosotros

Fundación Joia

logo fundacio joia

Datos contacto

Joia Magazine
c/ Bac de Roda, 149
08018 Barcelona
T. 93 834 49 40
Para cualquier duda o sugerimiento: comunicacio@fundaciojoia.org

Aviso Legal y Política de Privacidad

Síguenos en las redes sociales

Suscribirse novedades

FILTRO ANTI-SPAM suma 3+1
Nombre
Mail